Zapatero mantendrá la incógnita sobre si se presenta a la reelección

La cúpula socialista lo ignora, pero da por seguro que repetirá en 2012

"No dedico ni un minuto a pensar en ese asunto; es un tema absolutamente menor, sin importancia y no va a ser tema de debate". Ésta fue la respuesta del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el pasado 30 de diciembre, a la pregunta de si iba a despejar la incógnita de su candidatura a la presidencia del Gobierno en 2012.

Y el presidente no la va a despejar hasta que él mismo decida. Así lo aseguran en los más diversos ámbitos socialistas. Todos los interlocutores consultados reconocen, de manera individual, que no le han preguntado por ello ni ven razones para hacerlo, ya que es un asunto que sólo a él compete. Además, también saben que al presidente le desagrada que se introduzca este asunto en el debate político porque puede distraer la atención del único asunto que le preocupa y ocupa y que, también, debe mantener en tensión a su partido y a su Gobierno: las políticas contra la crisis económica.

"No abandonará el barco" en plena crisis, aseguran dirigentes del PSOE
Más información
El Supremo archiva la causa contra López e Ibarretxe por reunirse con Batasuna
Zapatero apela a la "responsabilidad" para no desvelar si repetirá en 2012

Ahora bien, si hace un año se encontraban algunas dudas sobre si Zapatero, finalmente, propiciaría el debate para que hubiera otro candidato, en estos momentos nadie apuesta por esa posibilidad. Todos ven a Zapatero en el cartel electoral de 2012. Precisamente por la crisis económica y porque su partido figura en estos momentos como perdedor.

En circunstancias difíciles "no abandonará el barco", auguran dirigentes de su partido. "Es un animal político de pura raza pero al mismo tiempo no tiene apego al poder, por lo que en otra situación más favorable no hubiera sido nada extraño que cediera el testigo; ahora no", insisten.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Lo cierto es que Zapatero nunca ha fijado una fecha para dejar el cargo y siempre ha sido muy cauto cuando se le ha preguntado al respecto. Por tanto, no está sujeto a ningún compromiso. Pero aunque el presidente no hable del asunto, no ha dado instrucciones de silencio a los dirigentes de su partido que, además, no eluden la pregunta.

De manera oficial, la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, ha asegurado que Zapatero será el candidato del PSOE. El portavoz parlamentario, José Antonio Alonso, no mostró dudas de la continuidad de Zapatero. "Mi opinión es que el presidente Zapatero debe y va a ser el candidato; no hay ninguna incertidumbre; este debate lo ha lanzado el PP porque no tiene líder o es muy débil, pero no es nuestro caso", interpretó Alonso.

Para el PP, sin embargo, "el debate existe porque Zapatero es un presidente que no tiene nada que ofrecer a los ciudadanos", dijo ayer la portavoz del Grupo Popular, Soraya Sáenz de Santamaría.

En una encuesta de Metroscopia publicada en EL PAÍS el pasado domingo, un 66% de los ciudadanos respondió que Zapatero no debería volver a ser el candidato -entre los votantes del PSOE, un 49% opinó que debería dejar paso a otra persona de su partido-; un 25% prefería que continuara y un 9% declinó dar su opinión.

Los malos datos los explica el ministro de Fomento y vicesecretario general del PSOE, José Blanco, porque "la incertidumbre" hace mella en los trabajadores y en los jóvenes, votantes tradicionales de los socialistas. Pese a todo, auguró Blanco, Zapatero "va a ganar las elecciones".

Sáenz de Santamaría y Alonso, ayer en el Congreso.
Sáenz de Santamaría y Alonso, ayer en el Congreso.ÁLVARO GARCÍA

Sobre la firma

Anabel Díez

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS