Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
La agenda política para 2010

IU se propone ampliar y afianzar su "refundación"

Un año más, entre los propósitos de Izquierda Unida figura como objetivo cardinal consolidar el proceso de "refundación" de sí misma como fuerza política para recuperar el papel que tuvo en la política andaluza. Es una aspiración crónica desde las caídas electorales de 1996 (de 20 escaños a 13) y 2000 (de 13 a 6), pero ahora, una vez en el exterior prácticamente todo el espectro crítico, cobra aires de verosimilitud, al menos en lo que a la pacificación se refiere. El coordinador andaluz, Diego Valderas, ha anunciado que tratará de reagrupar a "toda la izquierda alternativa, desde el espacio de la social-democracia hasta el de los movimientos más radicales y antineoliberales".

MÁS INFORMACIÓN

Ello comporta, según han apuntado sus dirigentes, alcanzar los 20.000 militantes -la cifra oficial de ahora es de 16.000-, mantener su campaña extraordinaria de financiación e implantar una unidad de recaudación y afiliación con objeto de mejorar y agilizar el cobro de las cuotas y la gestión del censo de sus militantes.

También iniciarán una campaña para impulsar la reforma de las leyes electorales española y andaluza, a las que ha considerado "injustas" por "beneficiar a las fuerzas mayoritarias".

En su labor de oposición, en la agenda de IU figura como prioritaria la recuperación económica y presionar para que se cambie el modelo económico por otro "solidario y sostenible", tras el "fracaso estrepitoso" de éste, dijo el viernes Valderas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de enero de 2010