Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Van Rompuy convoca una cumbre sobre economía

Herman Van Rompuy, el primer presidente permanente de la UE, se estrena con la convocatoria de una cumbre de jefes de Estado para "preservar el modo de vida europeo". La decisión del ex primer ministro belga fue conocida a través de un escueto comunicado que arranca: "Hoy es oficialmente mi primer día de trabajo", y tras ello anuncia: "Estoy preparando ya el próximo Consejo Europeo del 11 de febrero". Van Rompuy señala que tomó la iniciativa de convocar este Consejo con la economía como tema principal.

El presidente afirma que la Unión necesita "más crecimiento económico para financiar sobre bases sólidas nuestro modelo social". La recuperación actual resulta insuficiente para contener el todavía creciente desempleo en la UE. Los últimos datos de la Comisión pronostican un alza del PIB del 0,7% para este año y del 1,5% para 2011. La manifiesta debilidad de este crecimiento implicará que el paro aumente hasta el 10,7% en 2010 y se acercará al 11% en 2011.

El gesto de Van Rompuy hay que interpretarlo también como la voluntad de reafirmar sus poderes, tomando iniciativas sobre los asuntos más urgentes y que más afectan a los ciudadanos. En este sentido, Van Rompuy, junto al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, acudirá el próximo viernes a Madrid para reunirse con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, presidente de turno de la UE. Al encuentro se sumará una representación escogida de la Comisión, actualmente en funciones, integrada por la alta representante, Catherine Asthon, y el comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, y el presidente del Parlamento Europeo, Jerzy Buzek.

Visita a Grecia

Zapatero ha convocado para hoy a un grupo de expertos para afrontar la crisis económica. Participarán en la reunión el ex presidente de la Comisión, Jacques Delors; el ex presidente del Gobierno Felipe González; el ex vicepresidente económico Pedro Solbes, y la actual vicepresidenta, Elena Salgado. Pero la gravedad de la crisis se materializa especialmente en Grecia, agobiada por serios problemas de sus cuentas públicas ocultadas por el anterior Gobierno conservador. Una delegación de la Comisión se trasladará esta semana a Atenas para analizar el programa de estabilidad que el Gobierno de George Papandreu, deberá presentar antes de finales de mes a Bruselas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de enero de 2010