Reportaje:

Y de regalo, un expediente

El PSM apercibe al edil Alejandro Inurrieta sin darle apenas plazo para defenderse

El 31 de diciembre el concejal socialista del Ayuntamiento de Madrid Alejandro Inurrieta encontró en su buzón un burofax con el expediente disciplinario que le ha abierto el Partido Socialista de Madrid (PSM) por, entre otras cosas, criticar la gestión de la dirección de su partido en su blog. En el mismo calificaba a Tomás Gómez, secretario general, como un "munícipe del sur ocurrente y aparente" y decía que el partido "está vacío de contenido".

El edil se queja de que apenas tiene tiempo de presentar las alegaciones para defenderse. El plazo acaba hoy y la sanción podría acarrear su expulsión del partido. Inurrieta asegura que muchas de las acusaciones son infundadas. Considera que es un cabeza de turco y que la dirección del partido se ha cebado con él. "Sorprende la velocidad en formalizar y tramitar el expediente", señala.

El expediente sancionador, enviado el 28 de diciembre, recoge cinco incidentes que podrían suponer una infracción grave o muy grave, según los estatutos del PSM: dos artículos de su blog personal en Internet, una intervención en Telemadrid en la que criticaba a la dirección socialista en Madrid, un artículo en un diario económico y un incidente en una discoteca el pasado verano (supuestamente llamó a la policía porque no le dejaron entrar).

Inurrieta disponía de cinco días para presentar alegaciones, pero las fiestas han provocado que no se enterara hasta el pasado jueves. Fuentes de la dirección del PSM dicen que el expediente fue enviado en fecha y forma. Además, los cargos ya se le habían notificado verbalmente hace un mes.

"Es triste que se llegue a esto por decir lo que se piensa", plantea el diputado regional Óscar Blanco, uno de los cargos socialistas que mostró su apoyo al edil.

Sobre la firma

Jesús Sérvulo González

Redactor jefe de Economía y Negocios en EL PAÍS. Estudió Económicas y trabajó cinco años como auditor. Ha cubierto la crisis financiera, contado las consecuencias del pinchazo de la burbuja inmobiliaria, el rescate a España y las reformas de las políticas públicas de la última década. Ha cursado el programa de desarrollo directivo (PDD) del IESE.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS