Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez cuestiona la valoración de El Corte Inglés

El enfrentamiento que mantiene El Corte Inglés con los hermanos Ramón, Rosario y María Jesús Areces por la valoración del 2,05% de las acciones en manos de éstos y que la empresa quiere comprar, quedó ayer en tablas en la batalla legal que mantienen desde hace tres años. Los hermanos Areces solicitan cobrar 40,5 millones de euros por su participación conjunta del 2,04%, frente a los 16,5 millones que pretende pagar la compañía.

Ante un recurso presentado por los Areces contra una sentencia de julio de 2008 del Juzgado Mercantil número 7 de Madrid que les quitó la razón, la Audiencia de Madrid tachó ayer de "arbitraria" la valoración que realizó el auditor de El Corte Inglés, Leandro Cañibano.

En este aspecto, el tribunal da la razón a los Areces, pero al mismo tiempo cuestiona la valoración hecha en su momento por el actual secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, y el profesor del IESE Pablo Fernández a petición de los hermanos.

La sentencia no señala, finalmente, el valor que deberían tener esos títulos. Argumenta la "dificultad" de determinar el valor razonable de las acciones y la "incertidumbre" que genera su cuantificación, a la vista de que numerosos catedráticos y expertos han sido "manifiestamente incapaces" de aproximar su valoración.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de diciembre de 2009