Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La alcaldesa de Villena paraliza un pleno por la ausencia de los campistas

La división interna del PP en Villena es de tal magnitud que la alcaldesa, Celia Lledó, seguidora del presidente de la Diputación de Alicante, José Joaquín Ripoll, tuvo que suspender un pleno municipal ante la ausencia de cuatro concejales de su partido, afines al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, que la cuestionan permanentemente.

De los cuatro ausentes, sólo dos, José Joaquín Oliva y Juan Carlos Pedrosa, justificaron falta: estaban enfermos. Sin embargo, Adela Serra y Juan Richart no fueron "porque no quisieron", según fuentes de la alcaldía. Richart, concejal de Obras, llegó a las manos el pasado mes de septiembre con el asesor municipal y esposo de otra concejal del PP tras una tensa reunión de la Junta de Gobierno Local.

La alcaldesa había convocado la sesión extraordinaria a las 13 horas con un único punto en el orden del día: aprobar el cambio de ubicación del aparcamiento que se construye en la plaza de toros. Pero el pleno no se llegó a celebrar. Celia Lledó esperó durante casi una hora a sus concejales críticos; pero ante su ausencia y a la vista de que se quedaba en minoría desconvocó el pleno por decreto. Lledó no quiso disimular su contrariedad. "No es la primera vez que lo hacen", constató.

La semana pasada, esas mismas ausencias provocaron que el equipo de gobierno municipal, controlado por la mayoría absoluta del PP, perdiera varias votaciones frente a los siete concejales del PSOE y los dos de Los Verdes. La alcaldesa ha convocado para hoy una ejecutiva local del PP para "adoptar medidas y que el partido se posicione", según fuentes municipales.

José Ayelo, concejal del PSOE, tildó de "atropello a la democracia" la actitud de la alcaldesa, que convoca y desconvoca plenos "alegremente, faltando al respeto del resto de ediles". Los socialistas entienden que el Ayuntamiento "no puede funcionar con estas tensiones y broncas entre los concejales del equipo de gobierno".

Los servicios jurídicos del PSOE dudan de la interpretación de la secretaria municipal y de la actuación de la alcaldesa, ya que entienden que el pleno extraordinario se debería haber celebrado y el PP retirar del orden del día el punto previsto en la votación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de diciembre de 2009