Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La quiebra de una aerolínea

Las brechas del patrón

El presidente de la CEOE defrauda a bancos, trabajadores, clientes y Gobierno

Gerardo Díaz Ferrán cumple hoy 67 años y algunas notas periodísticas hablaban ayer del "amargo cumpleaños" que iba a tener el presidente de la CEOE. Para entender de dónde procede la amargura del patrón hay que remontarse a los últimos tumbos que ha dado su carrera empresarial, que le ha llevado a enfrentarse a Caja Madrid, al banco alemán Nordbank, al Ministerio de Fomento, a los clientes de su compañía aérea, Air Comet, ahora en bancarrota, y a sus trabajadores. Todos, de un modo u otro, se sienten defraudados por el primer representante del empresariado español, propietario junto a Gonzalo Pascual (vicepresidente de la CEOE) del conglomerado turístico Marsans.

Ferrán ha recalcado hasta ahora que no dimitirá de su cargo como máximo representante del empresariado español mientras no sean éstos, los empresarios, los que pidan su renuncia. Los miembros de la CEOE han cerrado filas en torno a su presidente, pero a medida que se agudiza la crisis, alguna voz cree que Ferrán puede necesitar centrar sus esfuerzos en que la debacle de Air Comet no arrastre al conjunto de Marsans, no exento de la crisis.

Caja Madrid le reclama el pago de una deuda de 26 millones de euros

El Gobierno asegura que Air Comet rechazó un cese ordenado

La aerolínea recalca que no le quedaba otra opción que cerrar el lunes

Muchos de los trabajadores no han cobrado los pagarés otorgados

El Ministerio de Fomento dio ayer por zanjado algo parecido a una operación rescate para los miles de pasajeros que tenían que volar estas navidades con Air Comet entre Madrid y distintos puntos de América Latina. Más de 3.600 afectados han viajado, aunque la cifra inicial de afectados durante estos días se calculó en 7.000.

- "Garantías burladas" en Caja Madrid. El frente de Díaz Ferrán con Caja Madrid, de la que es además consejero, estalló este mes a cuenta de un crédito. El grupo turístico Marsans suscribió un préstamo de 24 millones de euros en noviembre de 2008 y se comprometió a fijar como garantías las acciones de Viajes Marsans (que planeaba vender) y de otras sociedades patrimoniales.

En septiembre de 2009, cuando Ferrán tuvo problemas de liquidez, pidió una ampliación del crédito hasta 26 millones y la caja, al pedir de nuevo las garantías, se topó con la respuesta de que las acciones de Marsans ya se habían pignorado durante ese tiempo (ofrecidas como prenda) a favor de Banesto. El presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, convocó un consejo para explicar que "habían sido burladas las garantías" que planteó Ferrán, según fuentes cercanas a la caja, con lo que debía ampliarlas o pagar. El presidente de la CEOE no asistió a la reunión ni delegó en nadie, señala la misma fuente.

La versión de Marsans apunta que las acciones nunca fueron puestas como garantía del préstamo, y que cuando Caja Madrid lo solicitó, se denegó porque ya se había pignorado. Ferrán se enfrenta ahora a la reclamación por impago y, de aplicar los estatutos de la caja de ahorros, su destitución como consejero, pero el presidente de la CEOE no renovará la próxima asamblea de finales de enero, en la que será sustituido por Arturo Fernández, presidente de CEIM y su cuñado. Ahora Gonzalo Pascual (copropietario de Marsans y vicepresidente de la CEOE) negocia nuevas garantías del crédito, aunque es difícil que Blesa tome una decisión en la recta final de su mandato y será Rodrigo Rato, que asume la presidencia en la asamblea, quien se encargue de la patata caliente.

- Venta frustrada a Arnold Leonora. El Ministerio de Fomento abrió un expediente a Air Comet el 6 de noviembre al considerar que su tan traída y llevada agonía financiera podría dar motivos para retirarle la licencia de vuelo. La Agencia Española de Seguridad Aérea llevó a cabo inspecciones diarias desde entonces para comprobar que las dificultades económicas no ponían en riesgo la seguridad de los pasajeros y superó los controles. Fomento también reclamó un plan económico que garantizase el servicio y Air Comet presentó un proyecto de venta a un fondo del británico Arnold Leonora, que iba a inyectar capital en la aerolínea y con quien aseguró tener un acuerdo desde el 1 de diciembre, por lo que el ministerio no intervino.

La secretaria de Estado de Transportes, Concepción Gutiérrez, apuntó el pasado martes, pocas horas después de retirar la licencia a la aerolínea, que esta operación "no se ha concretado" y que el ministerio pidió más detalles que no llegó a recibir. Marsans explicó a Fomento que el viernes 21 de diciembre venció el plazo para que el fondo de Leonora hiciese el primer pago por la Comet. Ese mismo día un juez británico sentenció el embargo de los cinco aviones operativos.

- Cese de las operaciones. Fomento sostiene que Air Comet pidió la mediación del ministerio ante Nordbank, con quien tenía una deuda de 17 millones por financiar el arrendamiento de sus aviones y que había impulsado la sentencia que les embargó la flota el lunes 21. Fomento logró un acuerdo del banco para que este embargo se aplazase hasta el 10 de enero, pasada la Navidad. Cuando el ministerio comunicó este pacto a Air Comet, se topó con que la aerolínea no seguiría operando, alegando esta vez que no tenía combustible. La compañía asegura que la sentencia de paralizar los aviones "era de ejecución inmediata y sin dejar margen a ningún aplazamiento", y que el banco se negó a negociar. "Hubiera deseado un cierre ordenado que hubiera sido mucho más positivo para todos", volvió ayer a la carga el Ministro de Fomento, José Blanco, quien señaló que ayer se había intercambiado mensajes de móvil con Ferrán.

- Pagarés con la "garantía personal" de Ferrán. Air Comet debe a sus trabajadores el sueldo de entre cinco y siete meses. Una carta de Gerardo Díaz Ferrán del 11 de diciembre comunica "formalmente" a sus empleados que ha puesto a su disposición pagarés por las nóminas de octubre y noviembre, con vencimiento para el 21 de diciembre, en cuatro entidades: Bancaja, Banco Pastor, La Caixa y el Popular. Estos pagarés "serán atendidos y pagados a sus respectivos titulares nominativos a su presentación al cobro a partir de la fecha señalada en el documento, de cuyo cumplimiento doy mi garantía personal", reza la misiva. UGT denuncia que muchos empleados se han quedado sin el dinero y que tienen constancia de liquidaciones de 213.583 euros a directivos y de sólo 29.844 euros a trabajadores. Una portavoz del comité de empresa, Marina del Castillo, también afirmó que "la mayor parte de los trabajadores" rehusó recoger sus pagarés, dado que Ferrán "no formalizó el aval" y "no querían arriesgarse". El presidente de Air Comet reiteró su compromiso de abonar los pagarés "incluso si se han devuelto".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de diciembre de 2009