Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El antepasado más antiguo, hallazgo del año

La lista de 'Science' incluye el grafeno y la terapia génica

Ardi, una hembra que medía 120 centímetros, pesaba unos 50 kilogramos y vivió en la región de Afar en Etiopía hace 4,4 millones de años, pasó este año a formar parte de la breve galería de hitos individuales en la evolución humana. Ahora la revista Science considera el hallazgo, que publicó en octubre pasado, el avance científico más importante del año.

Ardi es el ejemplar más completo encontrado de lo que sus descubridores consideran el antepasado más antiguo de los seres humanos, el Ardipithecus ramidus, y fue presentado en sociedad con la pompa correspondiente al hallazgo de toda una generación en paleoantropología. El nuevo homínido significa un salto hacia atrás de más de un millón de años en el conocimiento de la estirpe del ser humano. Se añade al primer esqueleto de neandertal, el niño Taung de Suráfrica, y la famosa Lucy, de 3,2 millones de años.

La mayor sorpresa de 'Ardi' fue que no se parecía a los monos actuales

La mayor sorpresa que brindó Ardi fue que no representaba la transición entre el Australophitecus (representado por Lucy) y el ancestro común que se suponía similar a los actuales gorilas y chimpancés. El cuerpo y el cerebro eran de un tamaño sólo ligeramente mayor que los de un chimpancé y era mucho más primitiva que Lucy, pero no se parecía a los primates africanos y tampoco a lo poco que se conoce de primates extintos todavía más primitivos. Los científicos que presentaron a Ardi argumentaron que podía andar erguida aunque también estaba bien adaptada a colgarse de las ramas de los árboles.

Las discusiones sobre cómo vivía, si verdaderamente andaba erguida, al menos parte del tiempo, y lo que representó en la evolución humana no han hecho más que empezar, reconoce Science en su revisión anual. Nadie duda de que es un hallazgo importante, pero no todos los paleoantropólogos están seguros de que fuera un ancestro humano, o incluso un homínido, la familia que incluye a los humanos y a nuestros antepasados pero no a los antepasados de otros primates actuales.

Los restos fósiles de Ardi y sus congéneres fueron excavados pacientemente a lo largo de 15 años, en un terreno sumamente difícil por el equipo dirigido por el estadounidense Tim White, del que forma parte la española Nuria García. Ahora están siendo estudiados por otros equipos para intentar llegar a un consenso sobre su papel en la evolución humana.

El resto de los avances destacados este año por la revista, que muestra un claro sesgo hacia los de origen estadounidense, son:

- Púlsares. El telescopio espacial Fermi, de la NASA, ha permitido encontrar 16 nuevos objetos celestes que rotan rápidamente y aparecen como faros en el cielo. La novedad es que se descubren a través de sus emisiones de rayos gamma.

- Receptores ABA. Ya se conoce la estructura de la hormona de la sequía en las plantas y este año se ha avanzado mucho en su conocimiento. Estudios como el publicado en la revista Nature en el que participan científicos españoles, indican nuevos caminos para aumentar la resistencia de las plantas a la falta de agua.

- Monopolos. En un golpe de efecto experimental, los físicos que trabajan con unos extraños materiales cristalinos llamados hielos de espín crearon perturbaciones magnéticas que se comportan como los monopolos magnéticos, partículas nunca detectadas.

- Grafeno. Las propiedades de las láminas de un átomo de carbono de espesor están siendo estudiadas y dando lugar a dispositivos electrónicos experimentales.

- Láser de rayos X. El laboratorio SLAC puso en marcha el primer láser de rayos X, una herramienta con multitud de aplicaciones

- Terapia génica. Investigadores de Europa y de Estados Unidos han progresado en el tratamiento de una enfermedad neurológica sin curación, de la ceguera congénita y de una enfermedad inmunitaria grave con estrategias de terapia génica.

- Rapamicina. La modificación de una ruta metabólica clave da lugar a que los ratones vivan más. El descubrimiento fue especialmente notable porque el tratamiento no empezó hasta que los ratones eran adultos.

- Reparación del Hubble. La misión de mantenimiento del telescopio espacial con el transbordador en mayo mejoró la visión del Hubble y alargó su vida útil.

- Agua en la Luna. Sensores en la nave LCROSS detectaron vapor y hielo de agua en los restos del impacto de otro vehículo en un cráter en permanente oscuridad en la Luna.

Además, la predicción de Science sobre los temas científicos candentes en 2010 incluyen el metabolismo de las células cancerosas; el Espectrómetro Magnético Alfa, que está previsto que viaje en un transbordador espacial; la secuenciación del exoma y su repercusión médica; las células madre pluripotentes inducidas para enfermedades neuro-siquiátricas, y el futuro de los vuelos espaciales tripulados. Como virus del año se elige, previsiblemente, el de la nueva gripe, respecto al cual se concluye que pasará probablemente a la historia más por haber causado confusión que por haber sido catastrófico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de diciembre de 2009