Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

GPS para las ovejas

Tecnalia presenta las aplicaciones de la tecnología aeroespacial en el sector agrícola y ganadero - El principal escollo es su precio

Un rebaño de ovejas, una plantación de patatas y un satélite de la Agencia Espacial Europea no tienen, en principio, nada en común. Pero sólo de momento. El Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario (Neiker) y Tecnalia, el primer grupo tecnológico vasco, trabajan en la aplicación al sector primario de los complejos sistemas que en la actualidad se utilizan en el sector aeroespacial.

Hace unos años, Neiker ideó por su cuenta un dispositivo con GPS para tener localizado al ganado de montaña. Participaron siete explotaciones y se comprobó que el dispositivo daba problemas. La batería, que debía durar tres meses, se agotaba en días porque los animales se metían en parajes sin cobertura y el dispositivo agotaba sus energías buscando la señal. Asimismo, habilitó doce estaciones meteorológicas por todo Euskadi para, utilizando parámetros como la humedad y sus propios conocimientos, advertir a los agricultores de patata, vid y remolacha a través de mensajes de móvil y de avisos por radio de una eventual amenaza de plagas y enfermedades típicas, como el hongo mildiu. No obstante, su precisión es limitada e impide hacer un seguimiento masivo y en tiempo real del estado de las plantaciones. Por su parte, a los sistemas de riego automático, que ya se han empezado a testar, también les falta afinar la racionalización del agua en función de las necesidades exactas de cada planta. Así las cosas, investigadores de Neiker trasladaron ayer en una reunión técnica celebrada en la localidad alavesa Arkaute todas estas dificultades a la unidad aeroespacial de Tecnalia, encargada de coordinar en España el programa de transferencia de tecnología de la Agencia Espacial Europea, y se informaron de las soluciones que dichos ingenios pueden ofrecerles. También asistió una decena de empresas agrícolas interesadas en el asunto.

Estos sistemas permitirían vigilar en tiempo real y de forma precisa la cosecha

Investigadores vascos llevan años testando por su cuenta prototipos propios

De un lado, un complejo sistema de sensores utilizado para evaluar el estado físico de los astronautas a través del control de sus fluidos corporales podría ser útil -ya se ha probado en jamones- a la hora de vigilar el estado de las plantaciones de una manera extraordinariamente precisa. Las imágenes vía satélite de altísima resolución que registra la Agencia Espacial a través de un programa especial también permitirían una planificación forestal y una recolección mucho más eficientes.

"Parece ciencia-ficción, pero invertir en esta tecnología haría que las empresas se sostuvieran mejor aunque haya crisis", apuntó Eva Ugarte, responsable de innovación agraria de Neiker.

Uno de los escollos es, claro está, el precio que alcanzarían estos ingenios. Dentro de unos meses, Tecnalia se reunirá con Neiker y varios empresarios para ahondar en las necesidades de cada caso y buscar modelos de financiación, que podrían articularse a través de programas nacionales de I+D+i.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de diciembre de 2009