Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El CGPJ decidirá si se puede usar 'hiyab' en los juicios

La Sala de Gobierno de la Audiencia Nacional decidió ayer por unanimidad enviar al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) el recurso administrativo de la abogada de origen marroquí Zoubida Barik contra el presidente de la Sala Penal Javier Gómez Bermúdez por impedirle permanecer en un juicio cubierta por su pañuelo islámico o hiyab. Barik presentó en el Consejo otra queja pidiendo que se le abriera expediente por abuso de poder y discriminación. Ahora, el Consejo tendrá que decidir si es legal ejercer la abogacía con pañuelo y si el juez que lo impida merece una sanción.

La abogada, de 39 años, se sentó con su toga y su pañuelo en el banco reservado a los letrados junto a su compañero de la defensa Benet Salellas en un juicio por terrorismo islamista, algo permitido a los abogados aunque, como en el caso de Barik, no estén personados en el caso. Antes de que se iniciara la sesión y sin la presencia de los otros dos magistrados del tribunal, Gómez Bermúdez, en aplicación de sus facultades de organización del juicio (la llamada policía de estrados), conminó a la letrada a quitarse el pañuelo para seguir en el estrado, aunque en la sesión anterior no lo había hecho. Como se negó, la invitó a sentarse entre el público o abandonar la sala.

En su recurso, Barik alegaba discriminación porque el hiyab está permitido en ciudades como Ceuta. También argumentó que con su expulsión se había vulnerado su derecho a la intimidad. La ley obliga a los abogados a vestir "toga" y añade que "adecuarán su indumentaria a la dignidad y prestigio de la toga que visten y al respeto a la justicia". Pero es el juez o tribunal quien decide si se cumplen esos requisitos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de diciembre de 2009