Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Televisión

TVE tendrá menos cotilleo y más cine

'Gente' desaparecerá de la programación de la cadena pública en 2010 - Los telediarios amplían su duración y La 2 emitirá una película cada noche

Televisión Española dejará de emitir publicidad el 1 de enero de 2010. Será el cambio más radical y visible de cuantos ha emprendido la televisión pública en su medio siglo de historia. La ley que suprime los anuncios obliga también a emitir una programación de servicio público. Pero en este punto no habrá grandes sorpresas. La parrilla ha ido soltando lastre poco a poco. Se ha desprendido de formatos como Mira quién baila y ahora abandonará Gente, el programa de cotilleos sobre la vida de los famosos y la crónica de sucesos que viene ocupando las tardes de TVE-1 desde hace 15 años.

Inicialmente, la dirección de TVE barajó la eliminación también de Corazón, el formato de crónica rosa del mediodía, pero finalmente ha decidido que siga en antena, según explican fuentes de la Corporación.

La 2 concentrará debates políticos y espacios para sindicatos

TVE-1 quiere mantener la audiencia y, a ser posible, revalidar el liderazgo de los últimos meses. Por eso -y porque tiene buena parte de su presupuesto ya comprometido- conservará la estructura actual. La 2, por su parte, acogerá los contenidos de servicio público plasmados en la nueva ley de financiación de RTVE. Será el canal de los debates parlamentarios, de los programas dedicados a los grupos políticos sindicales y sociales (12 horas a la semana, "en horario no residual", especifica la norma) y a las minorías. Muchos de estos contenidos, incluidos los espacios que fomenten la participación ciudadana, se emitirán dentro de un magacín diario (de 13.00 a 15.00) que se realizará en el centro de producción de Barcelona. La 2 será también un referente para el cine. Cada noche, de lunes a jueves, ofrecerá una película (22.00), mientras el viernes estará consagrado a los documentales.

El hueco que ahora ocupa Gente (de 20.00 a 21.00) en TVE-1 se cubrirá con un prolongado España directo, una variopinta gama de reportajes sobre curiosidades, fiestas y tradiciones, sucesos o gastronomía. Al tiempo, los telediarios ampliarán su duración para absorber los bloques publicitarios que desparecerán en enero. Ya de madrugada, en torno a la 1.00, saldrá al aire la tercera edición del Telediario en colaboración con el canal 24 Horas. Y a continuación, un largo bloque sobre deportes.

Durante el primer semestre de 2010, la parrilla diseñada por la dirección de TVE conservará los programas que le han otorgado el liderazgo. En el horario de máxima audiencia se concentrarán los principales estrenos. Tras el Telediario de la noche, los lunes debutará Un país para comérselo, un viaje por la España de los pucheros de la mano de Imanol Arias y Juan Echanove. A continuación se emitirá una serie de producción ajena.

Los martes son jornada de Champions y de Españoles por el mundo, el formato que recorre los cinco continentes en busca de compatriotas. Los miércoles se mantienen los reportajes de Comando actualidad y el debate político de 59 segundos, mientras que los jueves acogerán las series nacionales (Cuéntame, Águila roja, Pelotas o Gran reserva). Esta última es la gran apuesta de ficción para 2010. Ambientada en el tan televisivo mundo del vino, (Falcon Crest es su mejor exponente), esta ambiciosa producción está protagonizada por Emilio Gutiérrez Caba, Ángela Molina y Tristán Ulloa. Con un toque de intriga, narra las disputas entre dos familias de bodegueros riojanos, los Cortázar y los Reverte, enfrentados por amores, traiciones y celos. Gran reserva se ha rodado conforme el estándar tecnológico del futuro, la alta definición, y se emitirá en formato panorámico.

El humor de José Mota, la mitad de Cruz y Raya, teñirá la noche de los viernes, mientras los sábados -tras el incombustible Informe semanal- será la hora de Versión española, el principal escaparate de la industria cinematográfica nacional. Las grandes películas de Hollywood tendrán reservada la noche de los domingos. La nueva ley de RTVE limita a 52 la emisión de largometrajes realizados por los grandes estudios internacionales.

Los niños ven la TDT

TVE encara el apagón analógico de abril de 2010 desde una posición privilegiada. Algunos de sus seis canales en TDT están ya rodados y gozan de una audiencia fiel. La televisión pública quiere ser el foco de atención de los menores con Clan TV, uno de los favoritos de los más pequeños. La ley exige que de 17.00 a 21.00 al menos el 30% de los programas estén destinados a niños de entre cuatro y 12 años. Salvo Los lunnis (que ocupan la mañana de sábados y domingos en TVE-1), las cadenas analógicas han dado la espalda al público infantil.

La Corporación estatal aspira también a reforzar el canal 24 Horas para hacer de la información "el referente del servicio público", y el Canal Cultura, donde tendrán cabida "contenidos que no se verán nunca en una emisora comercial", según fuentes de RTVE. El deporte de minorías tiene su hueco en Teledeporte, donde se juegan competiciones que no atraen audiencias masivas.

Además, TVE quiere ser el motor de la alta definición. Entre sus objetivos está impulsar un canal con esta tecnología a través del cual se emitirán producciones (series, películas) y retransmisiones deportivas producidas con los medios más avanzados.

El Canal Internacional es otro de los territorios en los que se propone actuar concienzudamente. El nuevo presidente de RTVE, Alberto Oliart, ya ha advertido de que es necesario remozar sus contenidos para dar una mejor imagen en el exterior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de diciembre de 2009

Más información