Continúa la cadena de incendios de coches en el Gran Bilbao

La madrugada de ayer ardieron otros dos en Trápaga y Sestao

Un incendio provocado calcinó en la medianoche del lunes un vehículo en Sestao. Una hora después, otro turismo se vio parcialmente afectado por la quema de dos contenedores en Valle de Trápaga. Con estos, son ya 14 los vehículos que han ardido en lo que va de mes en la periferia de Bilbao. La Ertzaintza trabaja en la hipótesis de que el autor pueda ser una única persona, no relacionada con la kale borroka organizada. No obstante, no se descartan otras opciones, como que haya varios autores detrás.

El fuego de Sestao destruyó una furgoneta que pertenecía a un repartidor, según explicó la policía local de esta localidad. El jefe del cuerpo, Carlos Alonso, señaló que, "sin que la situación sea de alarma", la preocupación entre los vecinos se ha disparado en los últimos días. "Llevamos media docena de vehículos quemados desde el verano y hemos observado que la gente evita aparcar en sitios apartados y sin vigilancia". El aparcamiento de Las Canteras, a las afueras de la localidad, está medio vacío estos días. El incendio de ayer tuvo lugar en un lugar igualmente poco céntrico, la calle Andrés de Jaureguibeitia, pero "muy cerca de la comisaría de la Ertzaintza", según se encargaba de recordar Carlos, un vecino que además se quejaba de la "poca vigilancia" de la zona. Un día antes había ardido en Sestao otro vehículo en la calle Sotera de la Mier. Otros tres resultaron calcinados los días 1 y 3.

El segundo incendio de ayer se inició a la 1.20 en la calle Ramón Durañona de Trápaga.

El punto álgido de esta cadena de incendios tuvo lugar la noche del domingo en Leioa. En sólo veinte minutos se iniciaron cinco fuegos diferentes en distintos puntos -alejados entre sí, aunque fácilmente accesibles desde la autovía de La Avanzada- que dejaron un balance de ocho vehículos y 19 contenedores calcinados. Para el alcalde, Eneko Arruebarrena, esta acción fue "premeditada y calculada".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0010, 10 de diciembre de 2009.