Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Héroes a pie de calle

Autores de tebeos y novelas gráficas se dan cita este fin de semana en Expocómic

Con capa y sin ella; con poderes, supersentidos o tan normales como cualquier ciudadano, pero héroes sin ninguna duda. Personajes que hasta el próximo 13 de diciembre saltarán de las viñetas para tomar la capital. Expocómic, el salón del cómic de Madrid, comienza hoy en el pabellón de convenciones de la Casa de Campo en una cita que reunirá a más de 60 autores.

"Estamos viviendo una dignificación del cómic en la sociedad. Una época en la que las viñetas son tratadas como cultura con mayúsculas", comenta Emilio Gonzalo, director de Expocómic. Desde hace unos años, el noveno arte, como denominan al mundo de los tebeos, no solo trata sobre mutantes, kriptonita o arañas radioactivas sino que también se atreve con la epilepsia, el terrorismo o los problemas de pareja.

"Estamos viviendo una dignificación del género", asegura Emilio Gonzalo

"Las viñetas son sólo un reflejo de la época en la que vivimos y las tramas son mucho más complejas y profundas. Los buenos no son tan buenos ni los malos tan malos", sentencia Rodolfo Migliari, portadista de la serie de Linterna Verde, en la presentación de la duodécima edición del salón madrileño.

El festival, centrado habitualmente en los superhéroes de Marvel o DC, lleva años experimentando una apertura hacia el cómic político y social pero sin olvidarse de las mallas ni de los infrarrojos. "Me gusta leer novelas gráficas y no tanto la Patrulla X y creo que en el salón se respeta este estilo", explica Emma Bertrán de 36 años que, como muchos de los 27.000 visitantes de 2008, acude cada año a la cita.

Entre la multitud de viñetistas y dibujantes españoles de editoriales americanas, aparecen revolucionarios creadores que visitan por primera vez España, como el francés Lewis Trondheim, ejemplo de la Nouvelle bande dessinée (el nuevo tebeo) y creador de Lapinot, un conejo irreverente.

En el salón habrá además charlas, clases magistrales como la de Barry Kitson especializado en Spider-Man, karaoke con temas de series y exposiciones, una de ellas dedicada a 11-M, la novela gráfica que relata los atentados de Atocha. En el pabellón de la Casa de Campo (entrada 5 euros; abierto de 10.00 a 21.00) se espera a un público muy variado: gafapastas, intelectuales, freakies, primerizos o nostálgicos.

Muchos aseguran que los tebeos tuvieron su auge hace 20 años, pero para Paco Roca, Premio Nacional del Cómic en 2008 por Arrugas, "estamos en uno de los mejores momentos de la creación porque hay buenas historias que interesan a un público muy amplio".

Por el salón de Madrid va a estar lo más variado del universo del cómic y de la novela gráfica. Casi tanto que no sorprendería que apareciese el mismísimo Stan Lee paseando entre la gente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de diciembre de 2009