La cruzada de Camps para igualar el embrión al hijo llega a la escuela

Educación congela la prometida extensión del bono-libro en la Secundaria

La cruzada planteada por el presidente Francisco Camps y su vicepresidente Juan Cotino, miembro del Opus Dei, para equiparar los derechos de los embriones a los de los hijos, llega a la escuela. El proyecto de orden de la Consejería de Educación que regula la convocatoria de ayudas al libro de texto en la etapa de Secundaria incluye, por primera vez, la premisa contenida en la polémica ley valenciana de la maternidad, que "considera miembro de la unidad familiar el hijo concebido y no nacido desde el momento de la fecundación".

Para justificar este extremo, la embarazada sólo debe aportar un certificado médico, como ya exige la primera norma de aplicación legal que firmó Cotino en octubre para otorgar ayudas a la vivienda. La resolución tampoco aclara las consecuencias de que el embarazo no llegue a término, en un país en el que la interrupción estará prácticamente despenalizada en breve en todos los supuestos, ni si precontabilizará los embriones implantados por reproducción asistida.

"Cualquier ciudadano podrá recurrir la orden individualmente"

El proyecto, que amplía los supuestos de los beneficiarios con protección preferente en las ayudas a libros de Secundaria -y los sitúa por delante de los hijos de los parados o de familias monoparentales- "plantea serias dudas de legalidad", para Luis Felipe Martínez, subdelegado del Gobierno en Valencia. El Gobierno central "en este momento está estudiado" recurrir la orden de Cotino. Martínez, que es abogado del Estado, sostiene que en la legislación española el nasciturus goza de una protección constitucional diferente a la del ciudadano. Y advierte de que "cualquier padre que sienta que sus derechos son lesionados, puede recurrir la orden individualmente".

En paralelo, la orden de Educación congela la prometida extensión del bono-libro a todos los niveles educativos, que el curso 2010-2011 debería llegar a todos los alumnos de 1º y 2º de la ESO. El propio consejero de Educación, Alejandro Font de Mora, se comprometió en público en mayo de 2008 a que "ningún alumno pueda verse perjudicado en este proceso gradual hasta que se consiga el bono-libro en todos los cursos, desde Primaria a Secundaria". Con esta medida, la Comunidad Valenciana es la única autonomía que en la ESO no tiene ni sistema de préstamo, ni ayudas directas a la cuenta ni bono, que son las tres formas de generalizarlas a todos los alumnos. Es decir, que la orden sólo regula las ayudas individuales autonómicas y las del Ministerio de Educación.

Gemma Piqué, presidenta de la confederación de padres de alumnos de la escuela pública, critica que estas ayudas "no son universales" y "exigen requisitos estrictos para su adjudicación".

Las ayudas al libro priorizan "formar parte de una familia que haya sido víctima del terrorismo o violencia de género". En la Comunidad Valenciana sólo hay un caso de víctima del terrorismo. En segundo, ser "huérfano absoluto", es decir, sin nadie en el mundo. En cuarto lugar figura el pertenecer a una familia en que el padre y la madre se encuentren en paro, pese a que Valencia lidera la tasa de crecimiento del paro con más 550.000 de desempleados registrados. Sólo en último lugar aparece pertenecer a una familia monoparental, una situación en franco crecimiento.

Las prioridades

- Víctima del terrorismo: Formar parte de una familia en que alguno de sus miembros haya sufrido un atentado. Incorpora la violencia de género contrastada legalmente.

- Huérfano absoluto: Que no tiene a nadie en el mundo. Viven en orfanatos y en general disfrutan de todas las ayudas estatales al estudio.

- Discapacidad: Tiene que estar certificada legalmente, no dice nada sobre la discapacidad temporal por accidente.

- Parados: Sólo si el padre y la madre ambos son parados o pensionistas.

- Familia numerosa: Unidad familiar formada por los cónyuges y tres hijos o más.

- Menor en acogimiento: Premio al acogimiento temporal, pero no a la adopción.

- Separados o solteros: Si se trata de una unidad familiar con un solo adulto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 10 de diciembre de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50