Reportaje:24 HORAS EN... SAN FRANCISCO

San Francisco... ¡y acción!

Del Golden Gate de 'Vértigo' al barrio de Castro de 'Mi nombre es Harvey Milk'. Una ondulante travesía urbana por las colinas de la ciudad californiana en busca de escenarios míticos del cine

En San Francisco, el aire huele a pan sourdough (de masa madre), la neblina cubre sus 43 colinas y el tiempo discurre a 24 fotogramas por segundo. Hay que moverse rápido. Atravesar el Golden Gate e intentar escaparse de Alcatraz. San Francisco rezuma clase y un aroma añejo a tabaco y bourbon. Sus empinadas calles, escenario de un centenar de películas, nos recordarán que estamos en tierra de buscadores de oro, damas con guantes y hombres con gabardina y pitillo entre los labios. Subámonos las solapas y calémonos el sombrero, amanece con niebla y hay mucho que recorrer.

09.00 Icono rojo

Más información

Nada como un paseo por el puente colgante de Golden Gate (1) para empaparse de la ciudad. Aunque no como lo hicieron Kim Novak y James Stewart en Vértigo (De entre los muertos, 1958), a los que Alfred Hitchcock hizo darse un temerario chapuzón. Los dos pilares, de 228 metros, que levantó el ingeniero Joseph Strauss -en 1937- son todo metal y tornillos vistos desde Fort Point (2) (cerca de Lincoln Boulevard), donde Scottie rescata de las aguas a Madeleine. Subiendo el dique hay un centro de información (y una estatua de Strauss) desde donde atravesar a pie por sus 2.740 metros. Impresiona sentir cómo se menea el gigante rojo al paso de los coches. Es inevitable mirar abajo desde sus 67 metros de altura y agarrarse a la barandilla (y sujetar el sombrero): hay vientos de hasta 95 kilómetros por hora. Una vez al otro lado, en Marin County tendremos las mejores vistas de San Francisco y The Presidio - (3), el puesto militar español de 1776. Si fuésemos Harry el Sucio encontraríamos en Marin Headlands a una mujer asesinada. Pero mejor será dejar asuntos tan sucios a Clint Eastwood y volver por donde hemos venido.

11.30 Lápidas, murales y 'hipsters'

El Muni bus 28 (por 11 dólares se puede comprar un billete para todo el día; www.sfmta.com) nos llevará hasta la esquina de las calles Lombard y Fillmore (4). Desde allí, por las ventanillas del Muni bus 22, veremos Haight Ashbury (5), barrio del flower power y el verano del amor, antes de llegar a The Mission -, el vecindario latino lleno de tiendas y restaurantes. Aquí está el edificio más antiguo de la City (data de 1776), la antigua Misión de San Francisco de Asís, conocida como Misión Dolores (6) (3321, 16th Street y Church; www.missiondolores.org). En el cementerio que esconden sus muros de adobe, Madeleine busca la tumba de Carlotta Valdés. La lápida que se colocó para el rodaje obviamente no está, pero el edificio y su pequeño museo merecen una visita. Después podemos bajarnos las solapas y tomar un respiro en Dolores Park (7) con las mejores vistas del distrito financiero, rodeados de hipsters (modernos), la tribu de la zona, antes de descubrir los murales (www.precitaeyes.org) de inspiración mexicana que dan vida al vecindario. Los de The Women's Building (8) (Casa de Mujeres, www.womensbuilding.org), en la esquina de las calles 18 y Valencia, o los de Clarion Alley (9), un callejón paralelo a la calle 17, entre Valencia y Mission Street, están entre los más populares. En Mission Street, Woody Allen rodó parte de Toma el dinero y corre, en 1968.

13.30 El espectáculo de Castro

Caminando por la calle 17 llegamos al plató más grande de la ciudad: the Castro. El barrio gay volvió a los setenta en 2008 para recrear la vida del primer cargo político gay americano, Harvey Milk, interpretado por Sean Penn (el filme se tituló Mi nombre es Harvey Milk). En el histórico cruce de las calles Market y Castro está Twin Peaks (10) (www.twinpeakstavern.com), el primer bar gay con un ventanal que permitía ver a sus clientes. Podemos comernos una galletita sexy (con forma fálica) con chocolate en Hot Cookie (407, Castro Street), junto al Castro Theater (421, Castro Street; www.thecastrotheatre.com), o ver una exposición en la esquina con la calle 18, donde se escucharon los mítines de Milk y donde está la sala de la GLBT Historical Society (11) (www.glbthistory.org). Cambiando de acera llegaremos al número 575, donde Milk tuvo su tienda de fotos, su casa y la sede de su campaña. Lo ocupa una tienda de diseño, Given (www.givenonline.com), donde un mural y una placa le recuerdan.

15.30 Detectives y rascacielos

La vida de Milk acabó en 1978 a tiros en el Ayuntamiento (City Hall) (12), donde trabajaba como concejal. Desde el tranvía F, a su paso por la calle Van Ness, de camino al Distrito Financiero, veremos su enorme cúpula (mayor que la del capitolio de Washington). Aquí se rodó el final de Indiana Jones en busca del arca perdida (Steven Spielberg, 1981) y sus escalones fueron también escenario de Harry el Sucio (Don Siegel, 1971). Union Square (13) nos traerá a la memoria el cameo (con perritos) de Hitchcock en Los pájaros (1963). Atravesándola, en la esquina de la calle Bush, sobre el túnel de Stockton, veremos Bullit Alley, donde el detective local Sam Spade (Bogart) encuentra muerto a su compañero en El halcón maltés (John Huston, 1941). Chuck Norris perdió aquí a su socio en Ojo por ojo (Steve Carver, 1981), y su investigación le lleva por la Puerta de Jade - (en Grant con Bush) a Chinatown (14). Podemos recuperarnos del toque kitsch en el Utopia Café (15) (139, Waverly Place) con una galletita de la fortuna antes de patear Grant, donde Orson Welles y Rita Hayworth rodaron La dama de Shanghai (Orson Welles, 1948). Nos sorprenderán los rascacielos de la ciudad: la Transamerica Pyramid (505, Sansome Street), el Wells Fargo Bank (44 de Montgomery), el 555 de California...

18.00 Universo Alcatraz

El tranvía (Powell-Hyde Line) nos lleva a Fisherman's Wharf - (16), para tomar el ferry (Pier 33, www.alcatrazcruises.com) hacia Alcatraz (17), la prisión de máxima seguridad en la que Nicolas Cage y Sean Connery intentan entrar en La roca (Michael Bay, 1996) y de la que sólo tres hombres escaparon -hechos recogidos en Fuga de Alcatraz (Don Siegel, 1979), con Clint Eastwood-. El sonido de las celdas, en las que se alojaron ilustres como Al Capone, aún pone los pelos de punta al cerrarse.

20.00 'Bourbon' entre la niebla

La noche y la niebla caen sobre San Francisco; es hora de tomar un respiro, una cerveza y un bourbon. Recomendable el sándwich de cerdo en Farmer Brown (18) (25, Mason y Market; www.farmerbrownsf.com) o las costillas del clásico John's Grill (19) (63, Ellis, www.johnsgrill.com); para una auténtica american experience, The Tipsy Pig (20), el cerdo borracho, (2231, Chestnut Street; www.thetipsypigsf.com); y entrados ya en copas, el ilegal (en 1920) Bourbon & Branch (21) (501, Jones Street; www.bourbonandbranch.com). Una vez allí no olviden acordarse de pedir un boilermaker (cerveza y chupito de bourbon) y disfrutar San Francisco al más puro estilo de Clint Eastwood. The End.

Más información en la Guía de Estados Unidos

La pastelería Hot Cookie, en el barrio de Castro, en San Francisco
La pastelería Hot Cookie, en el barrio de Castro, en San Francisco
Una arquitectura tan diversa como sus gentes. Desde rascacielos a casas coloniales multicolores, una península, dos puentes, Alcatraz y mucho surf.CANAL VIAJARundefined

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción