Las seis obras restauradas en 2009 vuelven a las salas del Bellas Artes

Las seis obras de la colección del Museo de Bellas Artes de Bilbao restauradas a lo largo de 2009 se han integrado en las salas de exposición. Por vez primera, el programa Zaindu-El Museo Restaura, financiado por El Corte Inglés, ha tratado una pieza de mobiliario, un escritorio del siglo XVI profusamente decorado con marquetería y relieves de alabastro. Los tratamientos y el estudio al que ha sido sometida la pieza, en el que ha colaborado el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), han permitido determinar que se trata de un mueble realizado en un taller de la ciudad alemana de Augsburgo, que se relaciona por su estilo con la puerta del Salón de Embajadores del monasterio de El Escorial.

De los fondos de arte antiguo han sido tratadas La sagrada familia (c. 1525-1530), del pintor flamenco Jan Gossaert, Mabuse, uno de los pintores flamencos más innovadores del siglo XVI, y Dormición de la virgen (c. 1437-1445) del taller del aragonés Blasco de Grañén. Con Dormición de la Virgen se ha concluido el tratamiento de las seis piezas pertenecientes a la colección del museo que formaban parte de un retablo gótico.

De la colección de arte vasco se ha tratado Romería en la plaza, de José Arrue, un ejemplo de su temática costumbrista. En cuanto a la obra sobre papel, se han restaurado los dieciocho grabados de Francisco de Goya de la serie Los proverbios o Los Disparates (1864), adquiridos por el Bellas Artes el pasado año.

La pieza de arte contemporáneo restaurada en 2009 ha sido El rapto del centauro (1984), una escultura de Andrés Nagel que combina materiales como poliéster, fibra de vidrio, pelo y cuerda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 05 de diciembre de 2009.