Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Récord de subidas en el transporte: el metrobús costará nueve euros

El bono de 10 viajes crece un 21,6% en 2010 - El resto de billetes se mantiene

El precio del transporte público madrileño subirá el año que viene sólo para un billete. El Consorcio Regional de Transportes aprobó ayer los precios para 2010. A partir del próximo 1 de enero, el metrobús de 10 viajes pasará de 7,40 a 9 euros, un 21,6% más, con el incremento más alto de toda su historia. Uno de cada cuatro viajeros usa este billete. Son los penalizados por la última subida del transporte.

El resto de pases mantienen el mismo precio que este año. No subirá ningún abono mensual ni anual (los usan el 65% de los viajeros), ni los metrobuses de 10 viajes para dos zonas, los llamados combinados, que se mantienen en 14,50 euros. El billete sencillo -lo emplea el 10% de los usuarios- también se congela. Costará un euro por sexto año consecutivo. La Consejería de Transportes barajó incrementarlo junto con el abono de 10, con la filosofía de penalizar al viajero ocasional y premiar al usuario más fiel.

Pero, al final, la subida será para el metrobús, que sirve para los autobuses urbanos de Madrid, el metro y los tranvías. El precio de este tique se ha incrementado un 109% desde 2003, cuando Esperanza Aguirre asumió la presidencia de la Comunidad de Madrid. Entonces costaba 4,30 euros. En 2010 se pagará por este título más del doble.

Sindicatos, consumidores y oposición mostraron ayer su rechazo. Todos exigían la congelación de tarifas, ya que el índice de precios al consumo ha caído durante la mayor parte del año. En la reunión del consejo del Consorcio, en la que votaron contra la subida, plantearon como alternativa aumentar hasta un 50% del billete sencillo, para penalizar al viajero más ocasional.

2Otro de los pocos cambios en las tarifas mejorará uno de los títulos de viaje. El abono joven, que hasta ahora supone una reducción cercana al 30% para los usuarios de hasta 21 años, se aplicará el año que viene también a los viajeros de 22. La Consejería de Transportes estima que la medida puede beneficiar a 65.000 potenciales usuarios.

El título de usuario de este abono no caduca en enero, sino en junio, por lo que los viajeros que cumplan 22 años en 2010 deberán renovarlo a partir de esa fecha y les servirá un año más. Con esta medida el Gobierno regional se acerca un poco más a una vieja promesa electoral que el PP arrastra desde hace dos campañas: extender el abono joven hasta los 23 años. La oposición propuso a Aguirre en su último debate de investidura que lo amplíe hasta los 26 y ella se comprometió a hacerlo.

El gerente del Consorcio, José Manuel Pradillo, destacó ayer que ampliar este título un año supone recaudar ocho millones de euros menos, que se suman a los 14 millones que dejan de recaudarse por la aplicación total de dos abonos recientes, los de discapacitados y familias numerosas. Y todo en un año en el que el transporte público ha perdido 100 millones de viajes.

Los portavoces de sindicatos, usuarios y la Federación Madrileña de Municipios (FMM), con representación en el Consorcio de Transportes, votaron ayer en contra de la subida del metrobús. Consideran que incrementar sólo ese billete es "irracional" y "supondrá su desaparición", según Juan Antonio Olmos, de CC OO.

"Un usuario que hace dos trayectos diarios por trabajo gasta unos 30 euros mensuales que pasarán a ser 38", añade Antonio Oviedo, de UGT. Todos defienden una congelación de tarifas, no sólo porque los precios no suben, sino por el doble tarifazo que se aplicó a todos los billetes el año pasado, con la mayor subida de la última década, el 8,36%. "Sólo ese incremento ya justifica que las congelen este año y mientras dure la crisis", opina Fausto Fernández, diputado de Izquierda Unida.

"Mantener el precio del billete de un viaje es un empeño personal de Aguirre, que lo que hace es desincentivar al viajero habitual", argumenta el diputado socialista Modesto Nolla. El gerente del Consorcio explicó que barajaron subirlo en 2010, pero se desestimó porque "sirve de reclamo para captar usuarios". Otro argumento para no subirlo es de carácter técnico. En el caso de los autobuses urbanos, explica Pradillo, poner una tarifa que suponga a los conductores pararse a dar el cambio bajaría la velocidad comercial.

'Metrobusazo'

- El metrobús ha subido más del 100% en siete años. En 2003 costaba 4,30 euros y en 2010 los usuarios pagarán 9 euros por 10 viajes.

- El resto de títulos se congela, incluidos los abonos mensuales y anuales y tarifas como la del aeropuerto (dos euros), una de las más baratas de Europa.

.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de diciembre de 2009

Más información