Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un conductor arrolla a un peatón y se da a la fuga

Un hombre que paseaba en la madrugada de ayer a su perro en Móstoles (210.000 habitantes) encontró en una cuneta el cadáver de una persona que había sido atropellada. Supuestamente, el conductor que causó la muerte no paró para prestarle ayuda. El Grupo VI de Homicidios de la Brigada de la Policía Judicial se ha hecho cargo de las investigaciones, según informó ayer una portavoz de la Jefatura Superior de Policía.

El vecino se percató de que el hombre, de entre 30 o 40 años, estaba tirado en la cuneta en la confluencia de la avenida de Portugal y la calle del Río Jalón. Llamó desde su teléfono móvil a los servicios de urgencia. Al lugar acudió una patrulla de la comisaría de Móstoles de la Policía Nacional, que corroboró la versión del testigo.

La víctima presentaba un fortísimo traumatismo craneoencefálico, además de contusiones por todo el cuerpo. Estas lesiones son similares a las que presenta una persona que ha sido atropellada.

El hombre iba sin documentación, por lo que anoche todavía se desconocía su identidad. El cadáver fue trasladado al tanatorio de Móstoles, donde ayer se le practicó la autopsia.

Especialistas de la Policía Científica analizaron el lugar donde se produjo el accidente en búsqueda de piezas del coche que arrolló al hombre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de diciembre de 2009