Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ARTE

El MEIAC presenta la segunda entrega del proyecto NETescopio

El museo de Badajoz exhibe obras de su archivo 'online' de 'net.art'

El Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo (MEIAC) de Badajoz sigue en su línea de mantener y, sobre todo, recuperar algo a veces tan intangible como el arte digital. Para eso nació NETescopio, un visor de arte en red y a la vez un archivo en continuo desarrollo, destinado a reunir obras concebidas para Internet, para ponerlas a disposición del público.

El proyecto, que arrancó con la exposición Desmontajes, acaba de presentar su segunda entrega, (Re)apropiaciones, que se exhibe en Internet de forma permanente y en las salas del museo hasta el 20 de marzo. La exposición reúne 39 obras repartidas en cinco apartados: Re-mezclas, Re-interpretaciones, Re-ingenierías, Re-colecciones y Re-circulaciones, que aluden a diversas estrategias de reapropiación y reutilización de material artístico para lograr nuevas obras.

MÁS INFORMACIÓN

"A diferencia de otros medios tecnológicos, el digital posibilita la manipulación, más que la reproducción; la mutación, más que la permanencia; el remix, más que la copia. De ese modo el artista pasa de productor a manipulador y redireccionador de la información", afirma Antonio Franco, director del MEIAC.

Recuperar lo olvidado

Además de replicar los trabajos que están online en los sitios de sus creadores, Franco ha puesto especial énfasis en recuperar y restaurar aquellas piezas significativas de la evolución del net.art que, por diversos motivos, ya no están disponibles y han caído en el olvido.

(Re)apropiaciones incluye obras que recombinan materiales para lograr nuevas composiciones, como Multi-cultural recycler, de Amy Alexander; re:volution, de Igor Stromajer, y YouTAG de Lucas Bambozzi, y otras que parodian, sabotean o manipulan webs, como X reloaded, de Santo_ file; The distorted Barbie, de Mark Napier, y Amazon noire, de Ubermorgen y Alessandro Ludovico.

Hay artistas con alma de coleccionistas, que convierten su ordenador en lo más parecido a una wunderkammer ( los cuartos de las maravillas del siglo XVII) digital, como My_contacts, de Thomson & Craighead, y Urban rhythms, de Stanza), y otros que plantean la autoría compartida como mecanismo para la producción de sentido, como el Luther Blissett project y On translation, de Antoni Muntadas.

Además de la visión crítica ofrecida, es posible acceder a todos los trabajos recopilados a través de sendos directorios de obras y artistas o realizando una búsqueda por palabras clave. Tanto los profesionales del arte como los aficionados pueden proponer la incorporación de obras que serán evaluadas por el museo y, si son seleccionadas, ir a NETescopio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de diciembre de 2009