Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Louzán avala la apuesta de la Xunta por fusionar Caixa Galicia y Caixanova

"La manera de defender Pontevedra es que Galicia tenga cajas", dice Feijóo

La silenciosa resistencia dentro del PP a la fusión de las cajas está en el sur. El debate escuece a los dirigentes locales de Vigo y Pontevedra que, por el momento, acatan la orden de permanecer callados decretada hace semanas desde la sede regional. El PSdeG ha azuzado esas dudas con una moción que el lunes debe votar la corporación de Vigo para respaldar "el proyecto empresarial, autónomo, estable, solvente y eficiente de Caixanova". El PP vigués no ha decidido aún su postura. Corina Porro aguanta muda. Pero desde Pontevedra, Telmo Martín ya ha dicho que mejor una caja que dos, si es viable a medio plazo.

Con este contexto, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aparcó ayer en Pontevedra sus contundentes avisos de los últimos días para matizar el discurso contra "los localismos". De su media hora de intervención apenas reservó un minuto para el debate sobre las entidades financieras. Explicó ante los alcaldes y concejales de la provincia, "que la mejor manera de defender a Pontevedra es que Galicia tenga cajas de ahorros". "Si no, no la defenderemos". Y ahondó en la idea de que Caixa Galicia y Caixanova no son propiedad de nadie, sino de "todo el pueblo, de toda Galicia, de todas las ciudades".

"Hay un líder que marca el futuro y el rumbo del país", dice el barón provincial

Rafael Louzán ya le había allanado antes el camino. En la platea se levantó un leve rumor cuando el presidente pontevedrés -que en los fueros internos del PP se posicionó contra la fusión, aliado con el presidente de Caixanova, Julio Fernández Gayoso con el que su institución comparte intereses y proyectos- aludió a una conversación con un banquero que habría mantenido el viernes en Vigo.

Algún alcalde se temió que fuera a hacer de correa de transmisión de Caixanova. Nada más lejos de la realidad. Louzán no desveló el nombre del banquero, pero sí los piropos de éste hacia Feijóo. "Me está sorprendiendo mucho en positivo", contó que le había dicho. Y entonces se arrancó con una loa a las gestiones protagonizadas por su jefe de filas, que juega ya claramente a la integración de las dos entidades gallegas.

"Podría pasar del tema, pero Feijóo está liderando como nadie esta situación, piensa en el país. Te debemos felicitar por el trabajo que estás haciendo en este tema para que se sepa que hay un líder que marcará el rumbo y el futuro de Galicia".

Lo dijo también delante del presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, quien cuando en verano estalló el debate sobre las cajas, recomendó a Feijóo evitar el intervencionismo. Claro que después fue el propio Rajoy quien presionó sin descanso en público y en privado para colocar a Rato al frente de Caja Madrid. Sobre el debate que se da estos días en Galicia, Rajoy evitó posicionarse. Sus alusiones no pasaron de simples advertencias sobre la necesaria reestructuración del sistema financiero en España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de noviembre de 2009