Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tercer mandato con Figueroa y Crespo como escuderos

Añádanse a la lista un par de conselleiros con peso, preferiblemente en el área de las infraestructuras o la economía. Bórrense las viejas caras del PP de Fraga, caídas en desgracia en el partido de Feijóo y búsquese un rostro joven, preferiblemente una mujer, para situarla entre los pesos pesados de la candidatura. Sazónese todo con hora y media de ponencias sobre temas aceptables y déjese reposar hasta el momento de la votación. Esperese al escrutinio de las 825 papeletas - 10 minutos de reloj- y sirvase el resultado a bombo y platillo a una militancia entregada. La hipotética renovación del PP pontevedrés duró apenas media mañana.

La lista única que presentó Rafael Louzán, con José Manuel Figueroa y Xosé Crespo, como escuderos, obtuvo ayer el 97,9% de las papeletas, un respaldo casi unánime para encarar su tercer mandato al frente del PP de Pontevedra. El presidente de la Diputación provincial sitúa como número tres del partido a Begoña Estévez, 40 años, directora de Recursos Humanos de la institución que preside. Junto a ella, entran en la nueva ejecutiva, el conselleiro de Medio Ambiente e Infraesetructuras, Agustín Hernández, y el titular de Economía e Industria, Javier Guerra.

De la dirección anterior se caen rostros del fraguismo, alejados desde hace meses de la primera línea política como Xesús Palmou, Enrique López Veiga y Jesús Pérez Varela. Como viene siendo habitual cada vez que comparten escenario, Rafael Louzán, se encargó de recordar, otro día más, lo esencial que fue el apoyo de su provincia para que Feijóo se pusiese al frente del partido. "No me equivoqué ni se equivocaron los alcaldes", presumió el líder provincial. De pasada, se marcó el reto de lograr en las próximas municipales 45 de los 62 ayuntamientos de Pontevedra, algo que el PP sólo logró en 2003.

Cronómetro de Baltar

Antes que él hablaron el resto de los presidentes provinciales, incluido José Luis Baltar que comenzó su intervención cuando Feijóo, Rajoy y el propio Louzán todavía no habían ocupado su asiento. El sempiterno barón orensano lo hizo notar: "Felicitó al presidente del PP de Pontevedra, supongo que estará porque para ser elegido lo que menos pudo hacer es estar". En ese momento atronó la sintonía del PP para anunciar la entrada de los líderes nacional y gallego del partido. Baltar pidió poner el contador a cero para no perder su cupo de tiempo.

Al final del acto, la cantante portugesa María do Ceo interpretó el himno gallego. La cúpula del PP apenas supo silabear la primera estrofa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de noviembre de 2009