Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siete campus para siete ciudades

Siete campus para cuatro provincias. La universidad tiene presencia en todas las grandes localidades de Galicia. "Y no siempre por criterios meramente académicos. Muchas veces pesan también los particulares", piensa el rector de la Universidad de Santiago de Compostela (USC), Senén Barro. El de la de A Coruña no quiso entrar en evaluar la tendencia localista de estas instituciones. El de la de Vigo no tuvo tiempo para hacerlo después de que este periódico se lo solicitase durante dos días.

Pero lo cierto es que en el ámbito académico de ambas ciudades se da uno de los ejemplos más evidentes de la importancia que cada ciudad da a lo propio: las facultades de medicina. La carrera, que sólo se imparte en Santiago, es ambicionada tanto en la Universidad de A Coruña como entre ciertos sectores de Vigo. Según el rector de la USC esto es "no tiene sentido". "Hacer una Universidad no es sólo tener un edificio, es mucho más: un personal, unas infraestructuras", añade.

Barro lamenta que muchas veces los intereses locales redundan en un peor servicio a la comunidad. Otro ejemplo es la multiplicación de muchas titulaciones en uno, dos, tres o hasta en los siete campus, como sucede con enfermería (ver gráfico). "Muchas veces se crean facultades sin ninguna necesidad real y en otras por carencias coyunturales. Y hay que tener cuidado con eso porque estas decisiones son irreversibles", asegura.

A falta de conocer las opiniones de sus otros dos colegas, Barro hace un llamamiento a las instituciones que están por encima de los mandatarios locales a que pongan por delante los intereses generales. "Hay que dar ejemplo. Si la ciudadanía comprueba los beneficios de no hacer localismo en determinados asuntos, acabará demandando esa actitud", concluye.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de noviembre de 2009