Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:DORMIR

El Eixample fosforito

987 Barcelona, discreción 'cool' en un micromundo onírico

Barcelona sigue por delante en diseño hotelero. Sea con la inminente apertura del Mandarin Oriental, obra superlativa del arquitecto Carlos Ferrater, o con la simple adaptación de un inmueble residencial en el anonimato del Eixample como es el llamado 987, propiedad de una minicadena hotelera que posee otro establecimiento de similares características en el centro histórico de Praga. Nada advierte que detrás de su fachada noucentista existe un hotel con alma cool. Algo se vislumbra desde los ventanales arcados del ras de calle, pero con mucho disimulo. La fiesta visual se resguarda en su interior. Pura provocación a la retina. Pasen y vean, que el espectáculo empieza desde la sutil transparencia de la cafetería, a la izquierda, tras una doble cortina de filamentos de acero y una canaleta retroiluminada con diodos RGB. Qué micromundo tan onírico y llamativo de continente y contenido...

987 BARCELONA

PUNTUACIÓN: 7

Categoría oficial: 4 estrellas. Dirección: Mallorca, 288. Barcelona. Teléfono: 934 76 33 96. Fax: 934 76 33 94. Internet: www.987barcelonahotel.com. Instalaciones: salón Lounge 987, sala de reuniones para 10 personas, cafetería, comedor. Habitaciones: 76 dobles, 9 triples, 3 suites; habitaciones para no fumadores. Servicios: algunas habitaciones adaptadas para discapacitados, no admite animales. Precios: desde 110 euros + 7% IVA la habitación doble; desayuno, 14 euros + 7% IVA; promoción invierno 4×3.

Encuentra los mejores restaurantes de Barcelona con la Guía de El Viajero

Los artesonados, frisos y molduras del antiguo inmueble cobran vigor y rutilancia entre luminarias de diseño, panelaciones multicolores, objetos reflectantes y monitores de plasma. Suenan y resuenan los estampados ácidos, los cueros y tapicerías elegantes, los centros de mesa iridiscentes, los cojines aterciopelados en tonos neutros, blancos, negros, verdes o violáceos. Todo es de color. Y ese paisaje de color varía cada minuto.

El Lounge 987 impone su estética glamourosa a media luz. Invita a mirar y ser observado desde cualquier ángulo, diseñado para que se produzcan reflejos... indeseados. El ambiente, procaz y divertido, evoca el Soho neoyorquino. Un producto genuino del interiorista Josep Juanpere y su equipo de GCA Arquitectes Associats.

Lo mismo se puede decir de las habitaciones, decoradas en una tonalidad diferente por planta (naranja, lila, fucsia, manzana verde golden...) y equipadas de lujo con la serie Axor del francés Philippe Starck. Mantienen sus techos altos, las antiguas molduras y cenefas, los arcos secos de la fachada. Las superiores incluso invitan a ver el mar.

A través de Skype

Un programa de rehabilitación más exigente habría evitado, sin embargo, algunos acabados deficientes, por otro lado nada graves. Y lo último en tecnología, siempre: se puede reservar habitación a través de Skype, que funciona también desde otros puntos del hotel para abaratar o hacer gratis las llamadas telefónicas. Sólo falta que Barcelona dé vida a este hotel inaugurado para dar vida a Barcelona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de noviembre de 2009