Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La carretera de Bermeo a Bakio vuelve a cerrarse todo el invierno

Bermeo y Bakio volverá a quedarse sin su comunicación más directa. La Diputación de Vizcaya anunció ayer el nuevo cierre, desde el lunes y durante todo el invierno, de la carretera BI-3101 debido al riesgo de desprendimientos.

Este vial permaneció cerrado entre diciembre de 2008 y junio pasado, lo que obligó a los usuarios a recorrer alrededor de 30 kilómetros (el doble de lo habitual) y, además, tener que transitar por el alto de Sollube. En estos últimos meses se abrió de manera precaria, con un carril y con la velocidad limitada a 40 kilómetros por hora. Esta situación ha motivado las quejas de los hosteleros que tienen locales entre ambas localidades, que es además una ruta turística al enclavarse en ella la ermita de San Juan de Gaztelugatxe.

La Diputación aseguró ayer que está ultimando el proyecto de una nueva carretera. Prevé iniciar las obras el próximo año, pero la conclusión se demorará a finales de 2011, por lo que el tráfico por el actual vial seguirá limitado y totalmente interrumpido en invierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de noviembre de 2009