Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Oscar quiere a sus mayores

Lauren Bacall, Roger Corman y Gordon Willis reciben las estatuillas de honor, entregadas meses antes de la gran gala

En un Hollywood enamorado de la juventud, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas se rindió ante sus mayores. Eso sí, en privado. Lauren Bacall, 85 años; el productor y realizador Roger Corman, 83; y el director de fotografía Gordon Willis, 78 años, recibieron la noche del sábado sendos oscars a toda su carrera en una cena reservada a miembros de la Academia y que marcó el comienzo de la temporada de premios. Una velada fuera de las cámaras y destinada a agasajar el trabajo de quienes han hecho del cine un arte, pero sin robar tiempo a la verdadera entrega de premios, gala prevista para el próximo 7 de marzo. El sentimiento no empañó la belleza madura de una Bacall tan resplandeciente como cuando debutó en 1944 con Tener y no tener. "Por fin tengo un hombre", exclamó la viuda de Humphrey Bogart con el Oscar en la mano. Muchos más hombres hicieron entrega del premio Irving Thalberg al productor John Calley, de 79 años, ausente de la velada por culpa de una enfermedad, y el cuarto homenajeado de la noche. Estuvieron en ese momento pesos pesados del cine como Steven Spielberg, Warren Beatty, Norman Jewison, George Lucas, Saul Zaentz, Dino de Laurentis y Walter Mirish, galardonados con anterioridad y deseosos de continuar el legado. En el caso de Roger Corman, el productor y realizador conocido por hacer cine independiente antes de que el término se pusiera de moda se vio honrado con los comentarios de Ron Howard o Quentin Tarantino pero fue Jonathan Demme quien resumió el sentimiento general al decir: "Cómo hemos podido tardar tanto".

"por fin tengo un hombre", dijo la protagonista de 'tener y no tener'

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de noviembre de 2009