Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'número dos' de Aguirre compara el 'caso Gürtel' con el de Roldán

El vicepresidente madrileño, Ignacio González, se escudó ayer en los tejemanejes de Luis Roldán, el ex director de la Guardia Civil del Gobierno de Felipe González que fue condenado por corrupción, para eludir cualquier responsabilidad en la contratación por parte de su departamento y casi todas las consejerías de la Comunidad de Madrid con empresas de la trama Gürtel. Él, dijo, ni puede controlar cada acto que hacen sus subordinados ni vio irregularidad alguna en unos contratos con las empresas de Francisco Correa, jefe de la red, "que cumplían escrupulosamente la legalidad".

El número dos de Esperanza Aguirre, cuya candidatura a presidir Caja Madrid ha quedado frustrada, debía explicar a la oposición (PSM e IU) en la Asamblea de Madrid por qué como coordinador del Gobierno no había impedido que todas las consejerías utilizaran una argucia legal -la vía de los contratos de menos de 12.000 euros, que no requieren de la convocatoria de un concurso- para asignar a dedo más de 350 contratos a las empresas de Correa.

Contratos legales

Tras insistir en la legalidad de todos los contratos de la Comunidad, como han hecho todos los consejeros de Aguirre desde que el caso estalló en febrero pasado, subrayó que él no puede mirar cada uno de los actos de los consejeros. "Si alguien utiliza un procedimiento legal para obtener un beneficio de manera ilícita, para eso están los tribunales", dijo en referencia al ex consejero de Deportes Alberto López Viejo, imputado en la trama y al que los cabecillas del Gürtel citan en el sumario como el muñidor de la contratación con la Comunidad de Madrid.

González lo comparó con el ex director general de la Guardia Civil Luis Roldán. "¿Cree que los contratos para las casas cuartel de la Guardia Civil no cumplían escrupulosamente la legalidad?", espetó el vicepresidente. "¿Por eso el ministro era un chorizo, un despistado o connivente con el señor Roldán? No, porque él veía contratos legales y que las casas cuartel estaban hechas, pero Roldán se lo llevaba", insistió.

"¿Está diciendo que el robo está legalizado?", replicó la diputada de IU, Reyes Montiel, en su turno de palabra. "Lo que no es legal es enriquecerse, ni con los contratos mayores, ni con los menores". La diputada espetó al vicepresidente que no existe la transparencia de la que alardea la Comunidad, y reprochó al Ejecutivo madrileño que no haya permitido a la oposición acceder a los contratos con la trama.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de noviembre de 2009