Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Reinventarse es vitalmente sano"

La asociación empresarial Mujer Siglo XXI premia a la editora Elena Ochoa

"Reinventarse es angustioso y doloroso, pero vitalmente sano". Así lo cree Elena Ochoa (Ourense, 1958), una mujer que en 1997 decidió renunciar a 20 años de vida académica "fantástica y con un futuro extraordinario" en el campo de la psicología para fundar la editorial Ivorypress, dedicada fundamentalmente a publicar libros de arte de lujo dirigidos a museos y coleccionistas y la revista C International Photo Magazine. Su número 10 saldrá en febrero con fotos exclusivas de David Lynch.

Ochoa, casada desde hace 13 años con el prestigioso arquitecto británico Norman Foster, recibió ayer en Bilbao el premio Alfiler de Oro que anualmente otorga la asociación de empresarias Mujer Siglo XXI en reconocimiento a destacadas trayectorias profesionales femeninas. Tal fue el caso, en pasadas ediciones, de la científica Margarita Salas, la actriz Concha Velasco o la directora de orquesta Inma Shara. Ochoa consideró ayer en declaraciones a EL PAÍS que le supone un "enorme honor" sumarse a esa lista de "mujeres extraordinarias".

Ochoa pone en marcha una nueva colección de libros de arte baratos

Al acto, en el que estuvo presente Foster, asistieron más de medio centenar de invitados, como el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna; el de Barakaldo, Tontxu Rodríguez; la diputada de Cultura, Josune Ariztondo; el director del Guggenheim, Juan Ignacio Vidarte, y el del Palacio Euskalduna, Jon Ortuzar.

Ochoa, quien veraneó hasta los siete años en casa de sus abuelos en San Sebastián - "aprendí a andar en la playa de La Concha"-, apuró su jornada en Bilbao al máximo. Disfrutó de la exposición de Frank Lloyd Wright en el Museo Guggenheim, de la nueva biblioteca de Moneo de la Universidad de Deusto y de la colección de arte contemporáneo del Bellas Artes. "Es estupenda, y la ampliación del museo, que aún no había visto, fantástica", elogió.

Y, como no podía ser de otra manera, lo primero que hizo Foster al llegar a Bilbao fue visitar el metro que él diseñó. "Le ha parecido fantástico que esté tan bien conservado, tan limpio. Es estupendo", resumió su esposa.

En cuanto al papel de la mujer en el mundo empresarial, la editora tiene claro que "es difícil, pero posible derribar el muro que impide a las mujeres llegar a lo más alto. Es una labor, más que social, individual, de formación de cada niña, de cada joven, para que sepa reinventarse a lo largo de su vida. Lo más importante es tener la máxima formación posible para tener la máxima libertad de decisión".

Reconoce que la crisis ha afectado al sector -el editor "vive siempre en vilo"-, pero eso no la detiene. Se ha vuelto más selectiva y ella y su equipo compensan los tiempos adversos trabajando con más "pasión".

También ha decidido acercar al gran público sus libros de arte -cuestan entre 40.000 y 80.000 euros cada uno-. El mes pasado salió a la venta por 18 euros una reedición de Sils, obra del fotógrafo Gerhard Richter, prepara otro con dibujos de Richard Long para después de Navidades y un tercero de fotos inéditas de Francis Bacon.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de noviembre de 2009