Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La entrada del AVE a San Sebastián y Vitoria sigue sin plazos para las obras

La capital donostiarra contará con un proyecto constructivo a finales de 2011

El Gobierno central y la instituciones vascas desbloquearon ayer los proyectos de los accesos del AVE a Vitoria y San Sebastián, aunque ni el Ministerio de Fomento ni el Ejecutivo autónomo difundieron cuáles son los plazos para la ejecución de las obras.

Cuando el 80% del ramal Vitoria-Bilbao (94 kilómetros) está en obras y el próximo año se prevé tener adjudicado o en construcción el 60% el tramo guipuzcoano (90 kilómetros), las entradas en las tres capitales e Irún están todavía en fase de estudios y proyectos. La más avanzada es la estación de San Sebastián, con el proyecto constructivo en elaboración, pero sin conocerse qué inversión requerirá y cómo se financiará.

En la reunión de la comisión interinstitucional celebrada ayer en Madrid, con la participación de Fomento, el Departamento de Transportes, la Diputación de Guipúzcoa y el Ayuntamiento de San Sebastián, se acordó variar el trazado sobre el que se estaba trabajando. La conexión de Astigarraga a San Sebastián se retoca para evitar una zona inundable y tendrá doble vía, en vez de la única prevista hasta ahora. Fuentes de la consejería de Transportes señalaron que para finales de 2010 se tendrá el proyecto definitivo, a partir del cual se puede licitar y adjudicar las obras, que comenzarían, si no hay contratiempos, en 2011, aunque el departamento no dio ninguna fecha. En cambio, es una incógnita la financiación, que en Vitoria ha requerido más de dos años para lograr un acuerdo.

El acceso a Vitoria costará 511 millones, pero todavía está en los estudios previos

En el acceso a la capital alavesa, donde el trazado ya estaba pergeñado, la financiación acabó de resolverse. La nueva entrada del AVE por el norte tendrá un coste de 511 millones, de los que 476 corresponden a la obra ferroviaria en sí y 35 a la urbanización, ya que gran parte de ella irá soterrada. De aquella cantidad 142 millones serán aportados por Fomento; 117 procederán del Gobierno vasco; 67, del Ayuntamiento de Vitoria y 50 serán costeados por la Diputación de Álava. Además, se ha calculado que se obtendrán 135 millones con la venta de los terrenos que quedarán liberados de las vías actuales por el sur, cuya titularidad cederá Fomento.

Pero en Vitoria los proyectos previos están más retrasados: se está elaborando aún el estudio informativo, que se prevé concluir y sacar a exposición pública en el primer trimestre de 2010, según Transportes. Luego, tras estudiar las alegaciones, se encargaría el proyecto constructivo, que en el mejor de los casos no estaría hasta finales de 2011, con lo que las obras podrían empezar en 2012.

Debido a estas incertidumbres, el consejero Iñaki Arriola descartó fijar plazos para el inicio de los trabajos. "La fecha de inicio es ésta", dijo para valorar la importancia de la cita de ayer, en la que se acordó crear una sociedad interinstitucional que coordinará el estudio informativo y el proyecto constructivo. El secretario de Estado de Fomento, Víctor Morlán, afirmó que es una operación "de calado importante" y el alcalde de Vitoria, Patxi Lazcoz destacó este proyecto como "la mayor transformación urbanística y social de la ciudad en toda su historia".

La reunión de ayer en Madrid también abordó las entradas a Bilbao e Irún. En el primer caso, se analizó la nueva conexión en alta velocidad con Cantabria, que obligará a evaluar de nuevo si la estación central de Abando es adecuada para abordar esa prolongación. Las instituciones acordaron celebrar una reunión de la comisión sobre Abando -sólo se ha reunido una vez, hace más de tres años- a principios de 2010. La comisión de Irún, igualmente sin trazado definido, se reunirá a finales de este año.

Por otro lado, la Ertzaintza detuvo ayer a dos personas en Itsasondo, durante una protesta contra el AVE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de noviembre de 2009