Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido Lorenzo Sanz por sacar obras de arte de España

El ex presidente madridista pagó 7,5 millones con cuadros

El ex presidente del Real Madrid Lorenzo Sanz fue detenido ayer por la mañana por agentes de la Brigada Central de Patrimonio Histórico acusado de sacar de España varios cuadros de reconocidos artistas como adelanto para la compra del equipo italiano del Parma. El empresario prestó declaración en la comisaría del distrito de Retiro, en Madrid, y, tras ser interrogado, quedó en libertad a las siete de la tarde, según fuentes de la investigación, aunque acusado de contrabando de bienes culturales y asociación ilícita.

En septiembre de 2008, Sanz también fue detenido por presunta estafa en Córdoba e igualmente quedó en libertad.

El delito investigado ahora por los agentes de la Comisaría General de Policía Judicial se remonta a agosto de 2005, cuando Lorenzo Sanz intentaba comprar el Parma por un montante de 27,5 millones de euros. Para realizar la operación utilizó la empresa Inversiones Renfisa. Sanz adelantó 7,5 millones en cuadros. Sin embargo, en enero de 2006 el club italiano dio por fracasada la operación y el empresario perdió todo el dinero invertido.

Fuentes de la investigación afirmaron que el caso continúa abierto, que hay otros detenidos por el mismo asunto y que el empresario podría ser imputado por delito fiscal. La investigación que llevó a la detención de ayer se inició hace un año por orden de la Audiencia Nacional, según fuentes conocedoras del caso.

El empresario negó anoche su implicación en ambos delitos, informa Efe. Sanz dijo que agentes de Patrimonio Histórico le llamaron para que los acompañara a dependencias policiales para prestar declaración sobre "unos cuadros que terceras personas sacaron del país para una subasta en Italia". "No tengo nada que ver con todo esto", aseguró Sanz, quien ha precisado que, hace por lo menos dos años, unas personas de la casa de subastas más importante de Italia le pidieron unos cuadros. Éstos carecían "prácticamente de valor". Los supuestos compradores no solicitaron los permisos oficiales para sacar las obras del país, según el empresario.

Lorenzo Sanz ya fue detenido el 26 de septiembre de 2008 en Córdoba. En aquella ocasión estuvo acusado de un delito de estafa en grado de tentativa, después de haber dejado de pagar una deuda de 2,4 millones de euros. Además, en compañía de otros dos supuestos empresarios intentó depositar una orden de pago falsa por importe de 10.000 millones de dólares para una operación urbanística.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de noviembre de 2009