Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Síndic acusa a los partidos de derroche y falta de transparencia

Fracasa el pacto de autocontrol de los partidos firmado en 2001, según la Sindicatura CiU y PP no respetan ni un punto del acuerdo para limitar el gasto electoral

Suspenso generalizado a todos los partidos por su falta de transparencia. Unas más que otras, todas las formaciones políticas han incumplido las medidas que se autoimpusieron en 2001 para controlar el gasto electoral y establecer mecanismos de transparencia en sus cuentas. Lo certifica el informe de la Sindicatura de Cuentas que la semana que viene se presentará en el Parlament y que refleja que ni un solo partido ha cumplido más de 3 de las 10 medidas que se autoimpusieron en 2001 al firmar con gran pompa el llamado Acuerdo de transparencia y autolimitación de gastos electorales y de financiación de partidos.

El acuerdo se firmó en el Parlament de Cataluña y ya nació descafeinado. Por presiones de varios partidos, el compromiso inicial de "recortar" gastos quedó en una simple llamada a la "autolimitación". Lo que ha hecho la Sindicatura es evaluar el seguimiento del pacto ocho años después. Y los resultados son devastadores para algunos partidos.

Convergència, Unió y Partido Popular no han cumplido ni una sola de las seis medidas evaluadas por la Sindicatura en el periodo 2003-2006. La lista que se autoimpusieron los partidos tenía 10 puntos. El Partit dels Socialistes y Esquerra Republicana han dado cumplimiento a una de las medidas analizadas. Por su parte, Iniciativa y Esquerra Unida han cumplido tres. El informe de la Sindicatura, aprobado con los votos particulares de los representantes de CiU en el organismo, también lamenta la falta de medios del fiscalizador de la Generalitat para controlar correctamente a los partidos.

- Control de gastos. Casi todos los partidos incrementaron sus gastos en las elecciones autonómicas de 2003 y de 2006. Esquerra Republicana gastó el 25% más en 2003 que en la anterior campaña electoral. Iniciativa también gastó el 11,2% más en 2006 y el PP aumentó el 6,3% su dispendio en 2003. El único partido que redujo sus gastos en los dos comicios fue el PSC, el 11% en 2003 y el 19% en 2006. También se comprometieron a crear un grupo de trabajo para limitar el gasto electoral. El grupo no se ha materializado.

- Presentación de cuentas. Los partidos se comprometieron a presentar a la Sindicatura cinco días antes del inicio de campaña un presupuesto detallado de los gastos que preveían tener. Sólo Iniciativa y Esquerra Unida lo cumplieron en los dos comicios autonómicos. CiU lo aplicó en 2006 y el mismo año ERC y PSC lo presentaron, aunque fuera de plazo. PP y Ciutadans no lo presentaron nunca pese a que esta última formación basó su campaña en la regeneración política.

- Contabilidad opaca. Sólo dos partidos, PSC e Iniciativa, han presentado a la Sindicatura su contabilidad detallada cada año desde 2003 en los primeros seis meses del ejercicio. UDC ha llegado a demorarse hasta 15 meses.

- Fundaciones sin control. El mismo control que el pacto fija para los partidos lo establece para sus fundaciones vinculadas. Todos los partidos, excepto EUiA, han incumplido los plazos que se fijaron para enviar a la sindicatura sus cuentas anuales. La fundación Campalans, del PSC, y la Trias Fargas, vinculada a CDC, no han cumplido los plazos ni un solo año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de noviembre de 2009