La financiera de GE anuncia despidos en su filial española

Emplea a 480 personas, 300 de ellas en Barcelona

GE Capital Bank, la división financiera del gigante norteamericano General Electric, ha dejado de apostar por España. La dirección de la entidad, cuya sede española está en Barcelona, ha notificado a sus 480 trabajadores el próximo "cese" de "nuevas operaciones" en España, con sus "consecuentes" efectos sobre el trabajo, que implicará una "reducción de la plantilla actual". El grueso está en Barcelona, alrededor de 300 personas. Los sindicatos temen que se trate de un cierre.

Éste fue el mensaje que la dirección comunicó, por carta, sin más, a los trabajadores. En la misiva, GE Money Bank, que es su marca comercial, atribuye su decisión a la "volatilidad de los mercados, las restricciones crediticias y a que el tamaño de la filial española, pequeño, le impide competir en España".

Comisiones Obreras advierte de que se trata de un cierre inminente

GE Capital Bank está especializada en la concesión de créditos de consumo, hipotecas y préstamos para la adquisición de automóviles y su red es escasa: apenas una docena de oficinas en las principales ciudades españolas.

Comisiones Obreras no tienen ninguna duda de que el anuncio acabará en cierre. Un portavoz de la empresa lo niega y argumenta que GE seguirá gestionando la actual cartera de clientes -básicamente trabajos de recobro-, y mantendrá las joint ventures (empresa a medias) con las entidades BBK y CAM. Pero lo cierto es que se trata de una actividad residual. "A General Electric le basta con la cartera de clientes de las dos cajas y para gestionar los recobros no hace falta mucha gente", contrapone Josep Alonso, el secretario de acción sindical de la federación financiera de Comisiones (Comfia) en Cataluña.

La compañía sí reconoce que desde 2007, sus resultados son "insatisfactorios", hasta el punto de que en las últimas fechas ha tenido que recurrir a varias inyecciones de capital por parte de la matriz, GE Capital, para recomponer su balance por culpa de los impagados. En octubre, recibió una de 50 millones y a finales de agosto suscribió una ampliación de capital de 23,5 millones. Su tasa de impagos es del 10% en automóviles, del 18% en consumo y en hipotecas (que abarca la reunificación de deudas), del 25%. La morosidad de la financiera en España es del 9,27%.

GE Capital ganó el 87% menos en el tercer trimestre de este año, por lo que no sorprende su repliegue, tal como está haciendo Citibank.

El problema para los trabajadores de GE Money en España es que no tienen representación sindical "porque la empresa siempre lo ha impedido", denuncia Alonso. "Ahora querrán poner a su gente para negociar el expediente de regulación de empleo", advierte.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 06 de noviembre de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50