La 'Messenger' desvela zonas desconocidas de Mercurio

La nave espacial Messenger ha sobrevolado Mercurio, por tercera vez, el pasado 29 de septiembre, y los científicos de la misión han aprovechado para recabar datos sobre ese pequeño mundo. Las cámaras de alta resolución, por ejemplo, han tomado nuevas imágenes que cubren un 6% de la superficie del planeta que hasta ahora no se había visto con detalle. Un 98% de Mercurio ha sido ya fotografiado por esta sonda automática de la NASA, pero para abarcar el 2% restante -de zonas polares- habrá que esperar a que, en marzo de 2011, la Messenger se ponga en órbita del pequeño planeta. La nave fue lanzada en 2004 y en su trayectoria ha realizado varias maniobras gravitatorias, incluidos los tres sobrevuelos del mismo Mercurio, uno de la Tierra y otro de Venus.

Más información

Además de ampliar el espacio fotografiado, en el tercer sobrevuelo los equipos de a bordo han captado nuevos rasgos geológicos de Mercurio, con depresiones circulares rodeadas de material brillante que seguramente se deben a procesos volcánicos de hace unos mil millones de años. Este vulcanismo ya resultó patente en el primer sobrevuelo de la nave, lo que desmontó hipótesis precedentes que consideraban cráteres de impacto esas depresiones.

La Messenger también ha medido esta vez la composición química de la superficie del planeta, registrando concentraciones altas de hierro y de titanio, mientras que medidas anteriores de equipos espaciales antiguos habían indicado que esos metales eran escasos. El menor planeta del Sistema Solar tiene un núcleo rico en hierro que constituye al menos el 60% de su masa total. Los científicos destacaron ayer, al presentar los nuevos datos, que la tenue atmósfera mercuriana tiene características estacionales relacionadas con la variación de la distancia al Sol.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 04 de noviembre de 2009.

Lo más visto en...

Top 50