Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Viviendas vacías en tiempos de crisis

Ante la crítica situación de la vivienda, aportamos una idea factible. Consiste en que el Gobierno y las distintas administraciones adquieran los excedentes de viviendas nuevas y vacías a precio de coste, con el fin de crear una red de viviendas en régimen de alquiler, sometidas a regulación y protección estatal. De hecho, esto ya lo hacen las entidades bancarias, pero en la lógica del mercado, desprovista de toda preocupación por la protección social.

El Estado podría rentabilizar esta inversión a través de su red pública, interviniendo en el mercado de vivienda de alquiler, con decidido contenido económico-social. Para ello, tendría que establecer una red de agencias locales y autonómicas, según el ámbito territorial más idóneo en cada situación, para gestionar el arrendamiento de estas viviendas y las sucesivas adquisiciones. Estas agencias podrían estar integradas por trabajadores que están en las listas del Inem y que tienen experiencia en este sector de la vivienda. Además, esta estructura de gestión social de la vivienda debería estar encabezada por funcionarios de carrera para garantizar la objetividad, la independencia necesaria y el control propio de la Administración.

En estos momentos en los que el Gobierno se jacta de que España goza de una paz social ejemplar, ¿no creen que medidas socioeconómicas como la propuesta contribuirían al disfrute de la vivienda como derecho constitucional y a reforzar la cohesión social.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de octubre de 2009