Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ex presidente balear Cañellas, imputado por malversación

El ex presidente de Baleares Gabriel Cañellas (PP) ha sido imputado, con respaldo de la fiscalía, a raíz de una denuncia del Ayuntamiento de Andratx, de centro izquierda. Cañellas está acusado de delitos prevaricación, malversación de caudales públicos, falsedad y fraude por un posible desvío de fondos municipales a una entidad particular que él controla. Este ex dirigente popular gobernó en Baleares entre 1983 y 1995 hasta que tuvo que dimitir por el caso Sóller, de financiación ilegal del PP, y posteriormente quedó absuelto por prescripción del delito de cohecho.

Cañellas es presidente vitalicio de la fundación Illes Balears, que creó con las donaciones de más de 7,4 millones de euros que recaudó de grandes empresarios y concesionarios de Gobiernos baleares del PP. La fundación posee la torre castillo de Sant Elm en Andratx (Mallorca). Cañellas llegó a un acuerdo con el Ayuntamiento para cobrar 90.000 euros anuales por el uso municipal de la torre en actos públicos. El ex presidente balear obtuvo el visto bueno del entonces alcalde de Andratx, Eugenio Hidalgo (PP), primer imputado en 2006 en el caso Andratx y luego condenado a cuatro años de cárcel por este escándalo de corrupción urbanística, algunos de cuyos aspectos siguen bajo instrucción judicial.

El Ayuntamiento, gobernado por PSOE, UM y PSM tras la caída del PP, denunció a la Fiscalía el acuerdo de Cañellas con Hidalgo. El ex presidente considera que la denuncia "no tiene pies ni cabeza" y que pretende paralizar la demanda civil de la fundación por impagos del Ayuntamiento.

Xisco Femenías, teniente de alcalde del PSOE, explicó que el consistorio tenía que pagar "7.500 euros al mes para nada" y que "apenas se ha hallado documentación del acuerdo". El letrado del ex presidente, Rafael Perera, lamenta el "exceso de celo acusatorio" de la fiscalía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de octubre de 2009