Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los saqueadores del Palau se culpan mutuamente ante el juez

"El dinero no salía sin saberlo Millet", declaró Montull

Fèlix Millet y Jordi Montull están defendidos por los abogados de un mismo despacho, pero en sus declaraciones del pasado día 19 ante el juez Juli Solaz se culparon mutuamente del saqueo del Palau de la Música. De forma sutil y sibilina, pero con un fondo de exculpación sobre la responsabilidad propia y de inculpación sobre la culpa ajena.

En síntesis, Millet vino a dar a entender que no estaba al corriente del día al día de la gestión de la entidad cultural ni del desvío del dinero. Él era la máxima autoridad del Palau y la contabilidad era cosa de Montull, que por algo era el director administrativo. Montull, por su parte, asume su condición de mandado de Millet, de brazo ejecutor de las decisiones que aquél le dictaba.

Millet: "El tema de la contabilidad se lo tiene que preguntar a Montull"

"Del Palau no salía nunca un dinero que no lo supiera el señor Millet", dijo en su declaración . "Yo le informaba puntualmente de cada una de esas disposiciones de dinero", respondió en otro momento para explicar la retirada de ingentes sumas de alguna de las 54 cuentas corrientes que tenía el Palau.

"Los pagos los decidía siempre él. Tenga en cuenta que él firmaba y que mi firma no valía nada si no iba acompañada de la suya", declara en otro momento Montull. "El señor Millet es el que manda y nosotros ejecutábamos las cosas según lo que a cada uno le tocaba", dijo Montull en otro momento.

Millet, por su parte, deja bien claro desde el inicio de su declaración que "todo el tema de contabilidad y números se lo tiene que preguntar al señor Montull, que es el que lo sabe y lo llevaba". Después repitió en cinco ocasiones más la misma idea, de forma recurrente, cuando fue preguntado sobre el cobro del bonus millonario que él y Montull se asignaron a cuenta del Palau y que era de un millón de euros al año. O al ser interrogado sobre las negociaciones con los representantes de los artistas.

El que fuera máximo responsable del Palau también culpabilizó a Montull a la hora de explicar la compra de un local que quisieron vender a la institución por el doble de lo que costó o sobre la actividad concreta que desarrollaba Gemma Montull, también querellada, pero que todavía no ha sido imputada. La explicación que da el juez Solaz es que aún no ha confesado, como si hicieron su padre y Millet.

"Eso lo sabrá Montull", "eso lo llevó el señor Montull", "esto pregúnteselo al señor Montull. No tengo ni idea", fueron algunas de las respuestas del ex presidente del Palau al interrogatorio. Al final quedaron en libertad sin fianza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de octubre de 2009