Las 'killer applications'

La gran creatividad de Internet ha generado las grandes aplicaciones que hoy se utilizan en la Red y que, en inglés, se conocen popularmente como killer applications. Un nombre que, a pesar de su agresiva rotundidad, en realidad hace referencia a las aplicaciones decisivas en el uso de la red de redes que es Internet. Nadie fue capaz de prever o planificar las grandes killer applications de la red de redes Internet. Es fácil pensar ahora que aplicaciones como los procesadores de textos o las hojas de cálculo o los juegos fueron, en cierta medida, las primeras killer applications de la microinformática. Después de su invención ya nada fue lo mismo en la microinformática personal.

Más información
Internet, un proyecto militar fracasado

Aunque la proximidad temporal hace difícil precisar cuáles pueden haber sido las killer applications nacidas en torno a Internet, tres candidatas parecen claras: el correo electrónico, la World Wide Web y los programas P2P.

El correo electrónico fue algo inesperado que creó Ray Tomlinson en 1972. En BBN Technologies, una de las empresas colaboradoras en el proyecto Arpanet, Tomlinson quería enviar mensajes de un ordenador de Arpanet a otro ordenador de la misma red. Utilizó un programa SNDMSG (send message) que completó con una herramienta para leer estos mensajes: READMAIL. Para diferenciar a dos posibles usuarios que estuvieran en diferentes ordenadores, adoptó el símbolo @, ya utilizado en la correspondencia comercial en inglés y con el significado 'que está en'.

La World Wide Web (WWW) fue creada en el CERN de Ginebra por Tim Berners-Lee en 1989. Fue un intento de ligar dos tecnologías: Internet y el hipertexto. Desgraciadamente, Berners-Lee escogió un lenguaje para el hipertexto no muy completo, HTML (Hyper Text Markup Language), y eso ha hecho que, con el crecimiento de las funciones que se exigen a la WWW, se haya tenido que completar. Pero hoy resulta del todo evidente que la WWW, junto con el correo electrónico, es una de las aplicaciones fundamentales en Internet, una killer application.

Los programas P2P, ya utilizados por ejemplo en la logical unit 6.2 de la arquitectura de comunicaciones SNA de IBM, fueron en cierta medida resucitados para un uso diferente cuando un chico de 19 años, Shawn Fanning, creó Napster en 1999. La idea de Fannig fue que, si le era posible compartir con su vecino el CD de música que acababa de comprar, quería hacer lo mismo con su vecino de Internet. Para no tener que enviar ficheros de gran volumen, Fanning empleó la reducción del tamaño de los ficheros de audio desarrollada en unos laboratorios alemanes para la parte sonora del vídeo. Era el MP3. Desde entonces, incluso los clásicos conceptos de la propiedad intelectual establecidos en el convenio de Berna de 1884 se tambalean.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS