Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:SVEN ALKALAJ | Ministro de Exteriores de Bosnia

"Sin justicia nunca habrá reconciliación en los Balcanes"

Al poco de llegar de la sinagoga de Toledo tras pronunciar una conferencia sobre los sefardíes de los Balcanes, y antes de entrevistarse con su colega español Miguel Ángel Moratinos para que medie en favor de la incorporación de su país a la OTAN y la UE, el jefe de la diplomacia de Bosnia-Herzegovina, Sven Alkalaj (Sarajevo, 1948), declaró ayer a EL PAÍS que "sin justicia nunca habrá reconciliación en los Balcanes". "Las familias de los más de 8.000 bosnios que fueron masacrados en Srebrenica lo merecen", afirma, 14 años después del final de una guerra que se cobró más de 100.00 muertos.

"Mi familia se llamaba originariamente Alcalá y vive Sarajevo desde el siglo XVI", recuerda el ministro de Exteriores bosnio. El 90% de los judíos de los Balcanes eran de origen sefardí, pero el Holocausto se cobró la vida del 80% de los 80.000 judíos que vivían en la antigua Yugoslavia antes de la invasión nazi. "Hoy ya sólo quedamos un millar en Sarajevo", precisa

Considera que Radovan Karadzic se está burlando de la justicia internacional: "Es una vergüenza para los jueces de La Haya y para las víctimas del mayor genocidio ocurrido en Europa tras la II Guerra Mundial. La comunidad internacional tiene que tomar medidas para Karadzic sea juzgado".

Alkalaj asegura que las diferentes comunidades de Bosnia ya han comenzando a trabajar juntas, pero para la completa consolidación del país los crímenes de guerra deben ser castigados. "En La Haya han sido juzgados bosnios musulmanes, bosniocroatas y serbobosnios. No es un proceso contra la nación serbia, sino contra algunos individuos". El jefe de la diplomacia bosnia -que ha sido embajador ante la OTAN y en EE UU- sostiene que algunos genocidas parecen tener más derechos las víctimas: "No podemos permitir que se vuelva a repetir el caso de Milosevic, que murió antes de ser juzgado y condenado".

La liberación de la dirigente serbobosnia Biljana Plavisc tras cumplir ayer los dos tercios de su condena por crímenes contra la humanidad ha sido recibida con malestar por muchos en Bosnia, según Alkalaj. La presidencia bosnia ha cancelado una visita oficial a Estocolmo a causa de la excarcelación de Plavsic, decidida por el Gobierno sueco.

"Hasta ahora sólo han sido recuperados e identificados unos 3.500 cadáveres de los 8.000 enterrados en las fosas comunes de Srebrenica. Muchos familiares de las víctimas temen que no vivirán lo suficiente para que se puedan hallar los restos de los suyos.Karadzic y Mladic fueron los cerebros y los inductores del genocidio", advierte el ministro bosnio. "Nunca deberán volver a Bosnia y tienen que pasar el resto de su vida en la cárcel".

Sarajevo llama a la puerta de Europa

"Bosnia va a formalizar durante la presidencia europea española su solicitud para la adhesión a UE, nuestro horizonte es ser miembros de pleno derecho en 2014, en el centenario de la gran guerra europea que estalló en Sarajevo para marcar nuestro regreso simbólico a Europa. Pero antes, en un par de años, pues el proceso está mucho más avanzado, esperamos habernos incorporado ya la OTAN", anuncia en Madrid el jefe de la diplomacia bosnia.

Por ahora, los bosnios se conforman con lograr la exención de visado para poder viajar por el espacio Schengen. "Vamos a intentar organizar una conferencia en la cumbre sobre Bosnia en Madrid a comienzos del año que viene para sellar la paz y la estabilidad en los Balcanes", asegura Alkalaj quien promete que su país seguirá los pasos hacia Bruselas marcados por Eslovenia y Croacia, y que caminará de la mano de países como Hungría y la República Checa.

Bosnia ocupa en la actualidad un puesto no permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU. "Como país multiétnico y multicultural que ha sufrido un conflicto en su propia piel, queremos trabajar a favor de la diplomacia preventiva. Actuar después siempre es más costoso, en vidas y en destrucción...", reconoce el diplomático. Pero Bosnia sigue siendo un país dividido por los Acuerdos de Dayton que pusieron fin a la guerra en 1995. "Ahora estamos trabajando en una nueva Constitución federal para poder garantizar nuestro ingreso en la UE".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de octubre de 2009