Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rechazo a la línea de alta tensión en la Montaña alavesa

Más de doscientos cargos electos -40 de ellos alcaldes- de Álava, Navarra y Condado de Treviño anunciaron ayer su oposición a la línea de alta tensión que Red Eléctrica de España (REE) tiene previsto instalar entre Vitoria y Castejón, con el fin de abastecer el Levante español. Cualquiera de las tres propuestas que figuran en el anteproyecto pasa por reconocidos espacios naturales, como los que afectan a la Montaña Alavesa, desde Okina hasta Santa Cruz de Campezo.

A la espera de que REE decida cuál es el itinerario definitivo, que luego tendrá que pasar el correspondiente estudio de Impacto Ambiental, los vecinos de los pueblos afectados y grupos ecologistas denunciaron ayer la magnitud de la intervención. "Se trata de una red de 400 kilovoltios, con torres de 46 metros de alto, separadas por unos 400 metros, con una calle de 25 metros de ancho sin arbolado", resumió el presidente de la cuadrilla de Campezo, José Ignacio Sáenz del Castillo. "El proyecto supone una agresión a espacios naturales reconocidos por la UE y España, además de que va en contra de las iniciativas en marcha para la regeneración económica de la zona", dijo.

Al parecer, de las tres propuestas, la más clara para REE está definida en el ramal que pasará desde el este de Vitoria, antes de llegar a Alegría, por el desfiladero de Okina, a lo largo de Treviño, para seguir por Lagrán y luego Bernedo, hasta Labraza, dentro del territorio alavés. Sáenz del Castillo insistió ayer en la unanimidad de todas las fuerzas políticas en su oposición al proyecto y el respaldo de las Juntas Generales de Álava, que el próximo 26 de octubre volverán a sacar adelante una moción contra la línea de alta tensión. "El siguiente paso será llevar esta oposición a los Parlamentos vasco y español", adelantó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de octubre de 2009