Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Crece el rechazo a la candidatura de Blair para presidir la UE

La ventaja del ex primer ministro británico, Tony Blair, para convertirse en el primer presidente de la UE empieza a palidecer. Hasta ahora era el único candidato oficial que contaba con el apoyo explícito de su Gobierno. Pero el rechazo a Blair empieza a tomar cuerpo en numerosos frentes.

Cinco europarlamentarios han presentado una declaración escrita contra esa candidatura pidiendo a sus colegas de la Eurocámara que la suscriban. La iniciativa, promovida por el eurodiputado socialista luxemburgués Robert Goebbels, la firman también los alemanes Jorgo Chatzimarkakis, coordinador del grupo liberal, y tres presidentes de comisiones: el socialista Jo Leinen, y los conservadores Klaus-Heiner Lehne y Herber Reul.

Además, el ministro de Exteriores de Luxemburgo, Jean Asselborn, ha manifestado que "Blair no tenía la envergadura para el puesto". Los tres países del Benelux (Bélgica, Holanda y Luxemburgo) ya emitieron una declaración en la que implícitamente descalificaban a Blair para el puesto.

[En España, otro manifiesto rechaza la candidatura de Blair, sin citarlo, con el argumento de que "sería un paso atrás" designar a "una personalidad política euroescéptica o tibiamente europeísta". Este manifiesto cuenta ya con 130 firmas de políticos o intelectuales como Nicolás Sartorius, Victoria Camps, Rosa Regás, Máximo Cajal, Juan Manuel Eguiagaray, Carlos María Bru, Santos Juliá y Emilio Cassinello.]

Más duro es otro documento que, bajo el título de Stop Blair, promueve un foro de ciudadanos europeístas de centro-izquierda, quienes recuerdan que "violando la ley internacional, Blair comprometió a su país en la guerra de Irak a la que se oponían una gran mayoría de ciudadanos europeos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de octubre de 2009