Entrevista:La sentencia del 'caso Palomino'

"He conseguido la justicia que le prometí a mi hijo"

Otra vez el teléfono. No paró de sonar desde las nueve de la mañana. La casa de María Victoria Muñoz, la madre de Carlos Palomino, se convirtió ayer de nuevo en una pasarela de cámaras y periodistas. Atendió a "12 o 14 medios", según explicaba la mujer a última hora de la tarde. Se sentía "bloqueada" pero "con una sensación de paz" por la sentencia que condena por asesinato al hombre que mató a su hijo en un vagón de metro. Su abogado se planteaba ayer la posibilidad de recurrir la sentencia, que condena a Josué Estébanez a 26 años de prisión frente a los 37 que reclamaban ellos. La madre no lo ve así. "He conseguido la justicia que le prometí a Carlos", asegura.

Pregunta. ¿Cómo se encuentra?

Más información

Respuesta. Cansada, ha sido casi el peor día de todos. El juicio terminó el 22 [de septiembre] pero la tensión ha seguido hasta hoy.

P. ¿Cuándo ha conocido el fallo?

R. Me llamó mi abogado a medio día a casa para informarme.P. ¿Estaba con gente cuando le han dicho el fallo?

R. El mejor amigo de mi hijo ha pasado el día conmigo. Los demás me han llamado, me han mandado correos y mensajes al móvil dándome la enhorabuena. Todos se alegran por la sentencia y me siguen apoyando. Hay que seguir adelante.

P. Su abogado pedía 37 años, ¿considera que la sentencia hace justicia?

R. Sí. Estoy contenta, primero porque 26 años en prisión es un mundo y porque ha considerado el agravante ideológico.

P. ¿Por qué es tan importante esa agravante?

R. Significa que Carlos ha muerto por unas ideas. Le mató porque pensaba distinto que él.

P. ¿Considera que la memoria de su hijo queda limpia?

R. Siempre lo estuvo, pero lo que sí ha quedado demostrado es lo que manifesté desde un principio, que no hubo pelea de bandas, sino algo más fuerte y peligroso, un asesinato por pensar distinto.

P. ¿Se plantea recurrir?

R. No, no le pongo ningún pero al fallo. Fuimos más exigentes a la hora de pedir pena, pero me considero satisfecha. [La acusación particular que la representa reclamó 37 años al sumar al asesinato y al intento de homicidio los delitos de tenencia ilícita de armas y de amenazas].

P. El proceso judicial ya ha terminado, ¿ahora qué?

R. Esta semana voy a descansar y luego retomaré el trabajo de nuestra asociación [la Asociación de Víctimas de la Violencia Fascista, Racista y Homófoba, que constituyó tras la muerte de su hijo]. Una de nuestras primeras metas será luchar contra los grupos políticos de ultraderecha que están legalizados, consideramos que no deberían poder presentarse a unas elecciones.

P. Usted le gritó el último día del juicio a Josué Estébanez que le deseaba lo peor, ¿es esta condena lo peor?

R. Sí, 26 años de privación de libertad son muchos años, es un castigo bastante importante.

P. Una familiar de Estébanez ha dicho hoy [por ayer] que quería darle el pésame.

R. Se lo acepto, no voy a culpar a su familia de lo que él hizo, el pésame me agrada si es de corazón.

P. ¿Significa eso que lo perdona?

R. No, no, por favor, una cosa es el pésame y otra perdonar al asesino de mi hijo. Eso no cabe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 20 de octubre de 2009.

Lo más visto en...

Top 50