Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La papelera avalada por Vizcaya presenta un expediente para su plantilla

La papelera de Zalla que recibió en mayo un aval de 2,5 millones de la Diputación de Vizcaya ha presentado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para la mayoría de sus más de 120 empleados. La empresa Pastguren aduce falta de liquidez y propone una regulación durante un máximo de cuatro meses.

Hace sólo cinco meses, la Diputación aprobó el aval para Pastguren, una medida que calificó de "excepcional e inusual". En 2006, la institución foral ya pagó 15 millones de euros para comprar la papelera Virtisú, sita al lado y a la que Pastguren suministra la pasta de papel, con el fin de evitar el traslado a Barcelona con el que había amenazado la compañía.

El aval a Pastguren fue justificado por su falta de liquidez, pero menos de medio año después el problema ha resurgido. Aquella decisión fue criticada por la oposición. La pasada semana, este asunto volvió a debatirse en las Juntas Generales y se aprobó una propuesta del PSE, con los votos a favor de todos los grupos salvo el PNV, que exige a la Diputación que controle la actividad, obligando a Pastguren a presentar un plan de explotación. Además, se insta a la institución foral a contar con un mediador en la negociación del convenio, que se halla sin cerrar, y en el que el sindicato ELA ha propuesto subidas salariales de hasta un 7%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de octubre de 2009