Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Camps recupera el ala dura de AP

- El nuevo secretario general del PP negó el Holocausto en 1979 - Asencio: "Yo entonces era de la OJE como otros de la ORT"Ripoll apunta los errores de Camps y Fabra alaba las virtudes de Costa

Francisco Camps ha recurrido a dos veteranos militantes del ala dura de la antigua Alianza Popular para intentar reorganizar el PP de la Comunidad Valenciana y el grupo parlamentario mayoritario después de haber defenestrado a Ricardo Costa a primera hora de la mañana.

La designación de César Augusto Asencio como secretario general se conoció a través de un comunicado emitido desde la sede del PP. Rafael Maluenda fue refrendado por asentimiento en una extraña reunión que el grupo parlamentario celebró en el despacho de Ricardo Costa a propuesta de Camps.

Asencio (1962) publicó un artículo en 1979 en el diario Información de Alicante en el que negaba el Holocausto. "Mucho habría que hablar sobre los campos de concentración alemanes y sobre el mito de los seis millones de judíos exterminados. Un estudio detallado nos demuestra que todo eso es falso", escribía entonces el joven Asencio, "se nos ha hecho creer a la mayoría gracias al apoyo de la finanza y la propaganda a escala mundial en manos de judíos". Ayer se disculpó por lo que calificó de "un error de adolescencia".

"Fue un sarampión de juventud en el que influyeron personas mayores"

Alarte: "Camps es sobre todo un mentiroso, engaña a todo el mundo"

Canal 9 no cita el 'caso Gürtel' al informar del relevo de Ricardo Costa

El secretario general del PP valenciano atribuyó ayer esa diatriba a "un sarampión de juventud, influido por personas mayores y algunas lecturas". Asencio era entonces miembro de la Organización Juvenil Española (OJE), "como otros eran militantes de la ORT", según dijo. "Cuando llegué a la Universidad y estudié Derecho Político me incorporé a la democracia", explicó, "mi trayectoria me avala. Me afilié a Alianza Popular en 1981, en una campaña que organizó el partido para captar afiliados, pero no me dieron el carné hasta 1983. Desde entonces he sido concejal y alcalde de Crevillente. He pasado por el tamiz democrático y soy alcalde de un pueblo que sociológicamente es de izquierdas".

Crevillente, localidad de casi 30.000 habitantes próxima a Alicante y Elche, alberga una potente industria textil especializada en la producción de alfombras. Asencio es alcalde de la localidad desde 1995. El pueblo ha sufrido al menos dos brotes de violencia racial desde 2002. Los vecinos se han enfrentado con vendedores ambulantes magrebíes que representan una gran bolsa grande de población flotante y que compiten en la venta de alfombras desde hace más de dos décadas.Asencio propuso colocar cámaras en las calles tras el último brote de violencia racial registrado en Crevillente para vigilar a la población. También sugirió exigir a la población flotante que se censara, especificara su origen y detallara las condiciones de su vivienda. La Delegación del Gobierno no consintió.

Rafael Maluenda, (Monòver 1941), es el único diputado autonómico, junto a Rita Barberá, alcaldesa de Valencia, que ocupa un escaño desde que se constituyeron las Cortes Valencianas en 1983. También procede de Alianza Popular.

Los nombramientos de Asencio y Maluenda tienen un supuesto carácter "temporal". El nuevo secretario general apenas expresó que se sentía honrado por acceder al cargo pero pidió tiempo para reubicarse y remitió a una futura presentación pública una vez se haya reunido con el comité de dirección del partido. Maluenda evitó cualquier comentario.

Sí hablaron otros, con Rita Barberá a la cabeza, sobre lo que un diputado definía como "la falta de pedagogía" del presidente para explicar a la opinión pública que salvar la cara a Costa la tarde del martes y defenestrarlo la mañana del miércoles se ajusta a los estatutos del PP de la Comunidad Valenciana.

Barberá, que rompió varios días de silencio el jueves pasado cuando expresó su preocupación por "la orgía de morbo y cotilleo que recae directamente sobre la imagen del partido", añadió: "Comprendo que los militantes y simpatizantes del PP estén preocupados". Ayer volvió al mismo cantar: "Me preocupa sin duda alguna recuperar el orgullo de pertenecer al PP. No sé si hemos dado la mejor imagen o no. Debemos transmitir a los ciudadanos, militantes y simpatizantes que hacemos lo que debemos hacer". Peor aún, bromeó: "No deja de tener su gracia que este tema eclipsara la visita de José Luis Rodríguez Zapatero al presidente Barack Obama".

José Joaquín Ripoll, presidente de la Diputación y del PP de Alicante, arremetió contra el errático proceder del presidente de la Generalitat: "Lo que no se puede hacer es engañar a la gente. Los militantes y votantes no pueden entender que en un sitio contemos unas cosas y en otros sitios otras. Creo que no hemos tomado las mejores decisiones. Silenciar el debate o no intentar aunar esfuerzos y opiniones es un error".

Carlos Fabra, presidente de la Diputación y del partido en Castellón, salió al paso de la dureza de María Dolores de Cospedal hacia Costa y tiró un capote al defenestrado número dos de Camps. "Costa es un gran valor del partido", dijo Fabra, "y no le dejarán de lado. Me sabría muy mal que alguien confundiese los términos de los estatutos".

Jorge Alarte, secretario general de los socialistas valencianos, acusó a Camps de "mentir" y "engañar" a todo el mundo sobre su relación con la trama Gürtel. "Camps es sobre todo un mentiroso", dijo ayer rotundo el dirigente socialista. Alarte reiteró que las instituciones de gobierno valencianas viven una crisis sin precedentes. "Si a Costa le han echado por ser amigo de Álvaro Pérez, por contratar con Orange Market y por no haber pagado los trajes, el señor Camps hizo algo mucho peor, todo eso y, según Costa, ordenarle a él que lo hiciera", remachó.

Ángel Luna, portavoz socialista en las Cortes, denunció que "Camps ha hecho de la mentira su principal instrumento de acción política" como primera estimación del relevo de Costa. "Para eludir su responsabilidad ha intentado engañar a todo el mundo todo el tiempo y eso le va a llevar a la tumba política. Cuando un capitán abandona en el fragor de la batalla a su más fiel lugarteniente revela una forma de entender la política y la vida en general".

Mònica Oltra, portavoz de Compromís, lamentó "el espectáculo que está dando el PP. Ellos dicen que la fiesta no acaba nunca, pero los valencianos lo están pasando muy mal. Hace nueve meses que la Comunidad Valenciana no tiene gobierno porque están más preocupados de su defensa ante el escándalo de Gürtel que de resolver problemas".

Canal 9, entretanto, sigue al margen del asunto. Intersindical denunció a través de una nota que los informativos de la televisión pública "ignoran las diferencias internas en el seno del PP y no hace referencia al caso Gürtel en la información relativa a la marcha de Ricardo Costa. Los espectadores que hayan seguido el affaire Costa no saben por qué se va ni de las diferencias entre el PP de Madrid y Valencia".

Artículo publicado por Asencio en 1979 en 'Información'

- "Estamos asistiendo a una explosión de antinacionalsocialismo y consecuentemente de pro-judaísmo y sionismo. Basta ver las carteleras de cine Salón Kitty, La última orgía de la Gestapo, libros y series como Moisés, QB VII y ahora el famosísimo Holocausto. No quiero ser mal pensado pero me parece que todo esto está siendo dirigido por alguien a escala mundial y no creo en una mera y casual explosión de todos estos temas. Y alguien estará dirigiendo todo esto porque hay intereses por en medio.

- El judío durante toda su vida se ha dedicado a vivir a costa de los demás con la usura como elemento productivo en una comunidad distinta a la suya con la cual vive, minando el Estado e influyendo en el gobierno gracias al poder que tienen sobre el dinero".

-

"Mucho habría que hablar sobre los seis millones de judíos exterminados. La Cruz Roja Internacional estuvo inspeccionando los campos de concentración del primero al último desde 1945, y ni de cámaras de gas, ni de exterminio en masa, y además cita una cifra aproximada de muertos de 300.000 y no siendo sólo judíos, ya que había polacos, rusos, americanos...".

- "¿Para qué todo esto? En primer lugar, para desprestigiar al nacionalsocialismo. En segundo lugar, para seguir cobrando las indemnizaciones que Alemania se ve obligada a pagar. Y en tercer lugar, para darnos la impresión de que en el pasado han sido unas víctimas (perseguidos por los egipcios, por los nazis...) encubriendo el presente en el que son verdugos y están haciendo a los palestinos lo mismo que dicen que les hicieron a ellos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de octubre de 2009

Más información