Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona quiere reducir a la mitad los visitantes al parque Güell

El parque Güell de Barcelona recibió el año pasado cuatro millones de visitantes y el Ayuntamiento de Barcelona quiere reducir esa cifra a la mitad, porque el parque está saturado y tanta afluencia de visitantes lo pone en peligro, especialmente la zona monumental. De hecho, la masificación ha sido denunciada en reiteradas ocasiones por los vecinos, al igual que la proliferación del top manta. El dragón de la entrada no se ha librado de gamberradas y el estado de mantenimiento y limpieza en general es criticado hasta por los profesionales del sector del turismo.

El flujo de visitantes se controlará restringiendo el acceso a la zona monumental mediante tornos u otro tipo de sistema. "Eso lo decidirán los técnicos a lo largo del próximo año. Antes se debe calcular la capacidad de las zonas del parque", explicó Imma Mayol, regidora de Medio Ambiente del Consistorio. El 86% de los visitantes son turistas y el 70% extranjeros. El 16% restante son vecinos de los barrios colindantes-La Salud, Taxonera, Vallcarca y el Carmel- para los que el paso estará siempre abierto, según aclaró la regidora. La afluencia de visitantes se ha disparado en los últimos años y se ha pasado de 1,6 millones en 2000 a cuatro millones el año pasado.

A la pregunta de cómo se puede regular la afluencia de los miles de turistas que llegan en autocares, Mayol apuntó que han expuesto la situación a los operadores turísticos. Según la edil, éstos están dispuestos a colaborar, "aunque han pedido un cierto tiempo". La decisión de restringir el acceso para evitar la masificación se ha tomado dentro de un plan integral a 10 años vista y con un coste de 34 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de octubre de 2009