Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Un éxito llamado Brasil

El 27 de octubre de 2002, el opositor Luiz Inácio Lula da Silva llevó al Partido dos Trabalhadores al cénit de su historia tras alcanzar la victoria en las elecciones presidenciales brasileñas.

Logró dar a conocer a la mayoría un país que iba más allá de la samba, el fútbol, los biquinis y las favelas, un Brasil con metas y aspiraciones. Su primera y afilada etapa tropezó con algunos casos de corrupción en su Gobierno, que lo mantuvieron mudo y apartado durante un breve lapso de tiempo. Mientras Venezuela y Bolivia atraían sobre sí toda la tensión que tanto ha dado que hablar a ambos lados del Atlántico, Lula reapareció como un amigo más de Estados Unidos sorprendiendo a todos con aquel acuerdo bilateral sobre el etanol con George W. Bush, mientras emprendía sus cruzadas particulares contra la esclavitud y en pro de la laicidad, asunto este último que le ha supuesto un duro enfrentamiento con la Iglesia.

Aún habría más sorpresas, la más sonada fue la aparición del legítimo presidente de Honduras en la Embajada brasileña de aquel país, unido además a la voluntad de rearmarse para asegurar sus fronteras. Nada le ha impedido a Brasil conseguir la organización de los Juegos Olímpicos, avalado sin duda por no haber partido socialmente el país en dos, por no cerrar medios de comunicación, por no mandar pistoleros a las universidades, y por no haber sido objeto de huelgas masivas, entre otras cosas.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS