Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ALFONSO BOSCH | El 'caso Gürtel' fuerza la salida de tres diputados

"Estaba en el reparto. Organizó la boda de Alejandro Agag"

-Es diputado regional. El hombre de confianza del consejero de Deportes, Alberto López Viejo, son siempre uña y carne.

-¿Estaba también en el reparto?

-Sí, estaba en el reparto. Alfonso Bosch fue el que organizó, por ejemplo, la boda de Alejandro Agag, fue el que la organizó paso a paso, el que montó todo. Es un hombre de confianza, de superconfianza, de Francisco Correa.

La conversación forma parte de la declaración que José Luis Peñas, ex concejal de Majadahonda, realizó ante el tribunal que investiga el caso Gürtel.

Alfonso Bosch sabía de los tejemanejes de Francisco Correa desde hacía tiempo. Conocía de primera mano los métodos de Correa, pues estaba presente en la extorsión del capo de la red corrupta al alcalde de Boadilla, Arturo González Panero, para hacer negocios en la localidad, según consta en el sumario judicial del caso Gürtel. Correa grabó a González Panero contando una gran cantidad de dinero que había recibido de una supuesta comisión. Bosch también sale en la imagen.

El diputado regional tenía experiencia política. Fue concejal de El Escorial, donde se ocupó del urbanismo entre 1999 y 2003. Pronto medró en el partido hasta convertirse en diputado regional, cargo que compatibilizó con la gerencia de la Empresa Municipal del Suelo de Boadilla (EMVS). Desde allí participó en la adjudicación de contratos a Down Town Consulting y Easy Concept en Boadilla. Este municipio se convirtió en el epicentro de la trama corrupta en la región. En Boadilla logró para Easy Concept la concesión de la Oficina de Atención al Cliente por un periodo de 14 años gracias a su mediación. Bosch participó también en la adjudicación de una parcela en esta localidad para construir 130 pisos de lujo a UFC, a pesar de que presentó una oferta tres millones inferior a la principal rival.

Intermedió también en la adjudicación del proyecto de construcción de la ciudad deportiva a Hispánica y de unos locales comerciales a una empresa de José Ramón Blanco Balín, imputado en el Gürtel.

La relación de Bosch con Correa no era desinteresada. En la contabilidad B del entramado de empresas que dirige Correa aparecen apuntes que revelan entregas de dinero al diputado por 250.562 euros. En estas cantidades se incluye un sobre con 120.000 euros que recibió de Pablo Crespo, el lugarteniente de Correa en la trama. Correa asegura que es Bosch el que está al frente de todo el tinglado de Boadilla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de octubre de 2009