Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una protesta policial colapsa el centro cerca de dos horas

Montados en su bici y a paso lento, alrededor de 60 policías municipales protestaron ayer por lo que consideran "imposiciones inasumibles" del Ayuntamiento en la negociación del convenio colectivo. La protesta, sin autorización del Consistorio, colapsó algunas de las principales calles del centro durante cerca de dos horas y afectó a 46 líneas de autobuses.

La marcha comenzó a las ocho y media de la mañana en Atocha, desde donde los agentes fueron a la plaza de Colón. "Es en la mesa de negociación donde se tienen que solucionar estos problemas", declaró una portavoz municipal, "no molestando a los ciudadanos". El Ayuntamiento calcula que unos 50.000 viajeros sufrieron los cortes, que afectaron a 535 autobuses.

"No pretendemos ganar más dinero, sólo que se mantengan nuestras condiciones", explicaba el policía Javier Payar en la Casa de Campo. Una veintena de agentes protestaron también allí, durante un acto del alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón. "Las movilizaciones crecerán si siguen queriendo imponer sus condiciones", afirmó Payar, que aseguró que el Ayuntamiento pretende ampliar las jornadas laborales de los policías, "algunos de los cuales todavía van con revólveres". "Las negociaciones acaban de comenzar, ahora se trata de dialogar", explicaron desde el Ayuntamiento, donde aseguraron que "la policía de Madrid tiene la más moderna uniformidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de octubre de 2009