Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
La investigación judicial del 'caso Gürtel' | LAS DECLARACIONES DE CORREA ANTE EL JUEZ GARZÓN

"Agag me pidió que Álvaro llevara los actos de Aznar, y a Botella le encantó"

"Cascos, con el que tenía cierta relación, me dio la cuenta de AENA"

Las declaraciones de Francisco Correa, el cabecilla de la trama, ante el juez Baltasar Garzón, constituyen un elemento definitivo para comprobar cómo operaba la trama, qué contactos de altísimo nivel político mantenía en el PP y cómo se creó a la sombra de Aznar y después se trasladó a Valencia, al entorno de Francisco Camps. Éstas son algunas de sus declaraciones:

"¿Sabe qué pasa? Que esta gente [Álvaro Pérez, El Bigotes, y Pablo Crespo] me quiere mucho. Bueno, yo iba a ser el viernes el padrino, cuando me detuvieron iba a Barcelona a ser el padrino de la hija de Álvaro. Son gente que yo he recuperado, por ejemplo este muchacho [El Bigotes], que me lo presentó Alejandro Agag, con el que yo tuve una excelente amistad y ahora no me hablo hace seis años. [Álvaro] piensa que soy íntimo de Alejandro porque fui padrino de su boda, fui amigo, le conocí hace muchísimos años. Alejandro me presentó a Álvaro, que es sobrino de Pajares. Se puede usted imaginar el mundo de Pajares, la noche y el espectáculo, lo que era este chico para trabajar en una empresa, la disciplina, y llevar un tema serio empresarial. Y entonces me dijo Alejandro [Agag], ponle para que lleve los actos del presidente [Aznar] y yo... '¿Pero tú estás loco?' Uno que viene del mundo de Pajares... Bueno, pues lo pusimos y Ana Botella se enamoró de él, en el buen sentido, le encantó, y empezó a trabajar con él [Aznar] y tuvo un éxito tremendo hasta que llegó Mariano [Rajoy], y entonces ese muchacho, Álvaro, dice que yo le debo toda su vida, porque efectivamente le hemos ayudado a centrarse, a llevar un tema serio. Cuando dejó de trabajar para Rajoy, Paco Camps se lo llevó a Valencia, y trabaja [allí] y le hace las campañas a Camps".

Correa también implica a Francisco Álvarez Cascos, secretario general del PP en la época de Aznar y ex ministro de Fomento, de quien dependía AENA. "Una de las cuentas que teníamos entonces era la de AENA, porque Paco Cascos, con el que yo tenía cierta relación, me dio la cuenta de AENA y era una prenda muy importante porque se hacía FITUR y se hacían un montón de eventos". Cascos siempre ha desmentido cualquier relación con la red y señala que él no decidió esos contratos. Pero lo cierto es que, según datos oficiales, Correa recibió contratos de AENA por cinco millones de euros mientras Cascos fue ministro.

"Habló con Camps por lo de La Nucia"

Una de las claves de las declaraciones de Francisco Correa al juez Garzón está en sus intereses en Valencia, gestionados por Álvaro Pérez, El Bigotes, gracias a su amistad con Francisco Camps. Correa habla en especial del plan de La Nucía, un municipio cuyo alcalde era amigo. "Conozco al alcalde de La Nucía porque es íntimo amigo de Álvaro, que tiene allí una casa. Este alcalde tenía un PAU por aprobar, allí enconado, y es verdad que Álvaro, hablando con Paco Camps, se lo aprobaron, que no sé si eso se llama tráfico de influencias, yo creo que no, que sí estaba para aprobar, pero que si falta el informe de Medio Ambiente... Pues yo creo que hablando con Camps, debió decir, 'oye, ocuparos de este pobre hombre', y entonces se aprobó".

En realidad, el plan de La Nucía se paró. La consejería de Medio Ambiente, caso extraño, lo condicionó a la aprobación de la Confederación Hidrográfica del Júcar, que controla el PSOE. Y ésta lo frenó

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de octubre de 2009

Más información