500 millones para asegurar el futuro de Renault en Valladolid

La Junta y el Gobierno acuerdan ayudas a la planta española

Mantener abiertas y operativas en Valladolid hasta 2020 todas las factorías de Renault costará 500 millones de euros, de los cuales la mitad, aproximadamente, serán aportados, directa o indirectamente, por la Junta de Castilla y León y el Gobierno. Esta importante inyección económica permitirá fabricar dos coches, uno eléctrico y otro convencional, y un motor ecológico, según se detalla en el Plan Industrial que la compañía francesa presentó ayer a bombo y platillo en la capital castellana bajo la atenta mirada del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero; del presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera; del ministro de Industria, Miguel Sebastián, y del responsable de Renault en España, Jean-Pierre Laurent.

Más información
Sebastián avanza que Renault estudia fabricar un segundo coche eléctrico en Valladolid
Renault quiere convertir Valladolid en el centro europeo de producción del coche eléctrico

El primero de los tres proyectos será un pequeño vehículo eléctrico que empezará a fabricarse en 2011, con un coste de lanzamiento de unos 70 millones de euros que, según señaló Miguel Sebastián, es el primero de estas características que se construye masivamente en España.

Al año siguiente, Renault se ha comprometido a fabricar un nuevo motor de menor consumo y baja emisión de CO2 y, a partir de 2013, un turismo convencional en el que se invertirán 300 millones más.

En suma, tres compromisos industriales que devuelven la confianza a los trabajadores, cuyos representantes se mostraron ayer claramente "satisfechos", después de recordar que para lograrlo han tenido que renunciar a mejoras sustanciales de convenio, que en la práctica suponen una congelación salarial. Consciente de los sacrificios, el presidente de Renault España agradeció unas ayudas tan "significativas", y reclamó el compromiso de las administraciones central y autónoma de apoyar otras solicitudes que puedan presentarse en el futuro ante la Unión Europea.

Este nuevo impulso al sector de la automoción vallisoletana permitirá que en 2013 las plantas de Valladolid produzcan 100.000 vehículos al año, de los cuales 20.000 serán eléctricos, lo que, según Sebastián, demuestra la "credibilidad" del programa del Gobierno apostando por este tipo de coches. Su fabricación a gran escala y posterior comercialización indican la "total confianza" de Renault en un plan que incluirá ayudas para la compra, la industrialización y la puesta en marcha de una red de distribución de electricidad en las grandes ciudades. De todas formas, la apuesta garantiza la estabilidad de 5.000 empleos directos y varios miles más de la industria auxiliar, lo que en palabras de Laurent significa una "alternativa de futuro".

El presidente Zapatero, durante la presentación ayer de los planes de Renault en Valladolid.
El presidente Zapatero, durante la presentación ayer de los planes de Renault en Valladolid.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS