Celaá se vuelca en la investigación para que Euskadi salga fortalecida de la crisis

Reitera que no habrá cambios en los modelos lingüísticos sin un gran consenso

"Sólo más y mejor ciencia y más y mejor tecnología nos van a permitir abandonar la situación de crisis actual adecuadamente preparados para un futuro próspero, justo y sostenible". Este es el discurso que casi de manera invariable repite la consejera de Educación, Isabel Celaá, en todas sus intervenciones públicas. Ayer no fue la excepción. Aprovechando un desayuno informativo organizado en Bilbao por el Foro Nueva Economía, la consejera reiteró que sólo la apuesta por la investigación y la tecnología permitirán a Euskadi salir fortalecida de la crisis económica.

Celaá, quien se dirigió a un nutrido auditorio integrado por personalidades del mundo político, económico y, especialmente educativo, garantizó que habrá recursos económicos para potenciar la I+D+i a pesar de las estrecheces presupuestarias del momento. "Si no atribuimos, a pesar de los pesares, recursos a la investigación, saldremos de esta crisis más pobres y, lo que es peor, sin cambiar nuestro patrón de crecimiento, pendientes una vez más del sector de la construcción y del turismo". Y para resolver los problemas, la consejera precisó que no se pueden abordar utilizando la misma forma de pensar que cuando se crearon. "La puerta por la que accedimos a la crisis no sirve para salir de ella. Debemos buscar nuevas puertas al futuro para salir de la crisis y para consolidar un nuevo modelo de conocimiento y un nuevo modelo productivo", recalcó.

Educación revisará la matriculación en el modelo A para que nadie quede sin plaza

Según Celaá, no existen alternativas. Hay que superar la crisis compaginando la docencia con la investigación y la innovación. "Los desafíos de la economía sólo se pueden abordar así", enfatizó. Y para recorrer ese camino, aseguró que el Gobierno impulsará económicamente de una manera decidida y sin titubeos a la Universidad del País Vasco (UPV) y las de Deusto y Mondragón, a las que en contrapartida les pidió austeridad para "el uso razonable de los recursos" y apertura al mundo para que aprovechen la oportunidad que brinda el proceso de Bolonia. Por medio de este plan, las universidades europeas adaptarán sus estudios y los homogeneizarán, lo que significa internacionalización, movilidad, excelencia y "atracción de talento para ponerlo al servicio solidario de la sociedad vasca", resaltó la consejera.

Además de la I+D+i, Celaá dejó hueco en su discurso a la futura reforma del sistema de modelos lingüísticos. Y en este punto no se movió un milímetro del discurso que le ha caracterizado desde que tomó posesión de su cargo. No habrá ningún salto en el vacío, no se producirá ningún cambio en el sistema actual si no está respaldado por un amplio consenso, lo que incluye la conformidad de las sensibilidades nacionalista y no nacionalista. Celaá abogó por "modernizar" el sistema educativo vasco y orientarlo hacia el trilingüismo, pivotando sobre el euskera y castellano y dando al inglés una presencia "muy importante". Para ir dando pasos en este proyecto, el Departamento de Educación evaluará lo que se ha hecho hasta ahora y en la primavera del próximo año presentará en el Parlamento su proyecto. Durante dos años, al menos, lo experimentará en varios centros y a partir de ese momento se abordará el debate para decidir su generalización.

El desarrollo de un Plan Estratégico de Mejora de la Escuela Pública, que permita corregir algunos desequilibrios con la red concertada (como el reparto de alumnos inmigrantes), y la revisión de los procedimientos de matriculación del modelo A, para que ningún padre se quede sin escolarizar a sus hijos en esta línea de enseñanza si lo desea, son otros de sus objetivos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 02 de octubre de 2009.

Lo más visto en...

Top 50