La tecnología norteamericana cuaja en el imperio del videojuego

"La industria japonesa está acabada", así de contundente se pronunció Keiji Inafune, uno de los programadores más conocidos de Capcom y padre de Dead Rising. A esta dramática conclusión llegó tras pasearse por la feria Tokio Game Show y ver la mayoría de títulos nipones expuestos. El evento volvió a celebrarse sin la presencia de Nintendo, que a pesar de ello se convirtió en protagonista al anunciar durante esos días la esperadísima rebaja de 40 euros de Wii.

La vanagloriada creatividad oriental pasa por sus momentos más bajos. Ha caído en la repetición de sagas y en la resurrección de viejas glorias, dejando un importante hueco para la innovación que se han apresurado a ocupar estudios europeos y americanos. Basta decir que el anuncio más importante de la feria es la reedición de Street Fighter IV bajo el prisma de las consolas de nueva generación.

Entretanto, Microsoft recibió importantes apoyos de primeras estrellas japonesas a su Project Natal, el sistema de control mediante cámaras de infrarrojos, que permite jugar sin mando ni cables. Hideo Kojima, creador de la serie Metal Gear y considerado un semidiós, ha mostrado su total apoyo al proyecto. Para el consejero de Konami, el avance es tan importante como lo fue "el salto de los gráficos en dos dimensiones a las 3D".

El convulso ambiente entre la industria no ha sido impedimento para que la feria haya sido un éxito de público, con casi 30.000 visitantes cada día.

La Play 3 mejora con la rebaja

Sony certificó la buena marcha de la nueva versión de su Play Station 3, que ha vendido más de un millón de unidades, empujada sin duda por el recorte de precio que la ha acompañado. A pesar de haber sido la puesta de largo de PSP Go, el replanteamiento de su portátil, apenas ha habido lanzamientos destacables para ésta. De momento la maquinita le está trayendo bastantes quebraderos de cabeza, ya que Sony no sabe cómo compensar a los dueños de discos de juegos de PSP que quieran pasarse al nuevo modelo, dado que PSP Go no tiene lector de discos UMD.

La propuesta que más ha encandilado a la crítica es The last guardian, un título para Play Station 3 de Fumito Ueda, responsable Shadow of the colossus. Los discos que salen de las manos de Ueda tienen una capacidad fuera de lo común para transmitir sentimientos. Las aventuras de un niño y su colosal mascota, a caballo entre el perro y el pájaro de The last guardian, no va a ser una excepción.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción